Permitirán que el FMI audite al país

Permitirán que el FMI audite al país
"Está prácticamente acordado", dijeron fuentes al tanto de la negociación y también lo reconoció Boudou; la definición, en octubre
LONDRES.- Finalmente, la Argentina aceptará que el Fondo Monetario Internacional (FMI) vuelva a auditar la economía del país. "Está prácticamente acordado", dijeron ayer en esta ciudad altas fuentes familiarizadas con la negociación.

Consultado, en un encuentro con LA NACION, el ministro de Economía, Amado Boudou, lo confirmó. "¿La Argentina podría aceptar la revisión del artículo IV?", se le preguntó. "Exactamente", contestó.

Según fuentes argentinas y del FMI, el cronograma y la modalidad de la normalización de las relaciones entre el país y el organismo de crédito terminarán de definirse a principios de octubre en Estambul, Turquía, durante la Asamblea del Fondo y el Banco Mundial (BM). Consultado, Boudou optó por la cautela: "No hay un calendario, pero estamos discutiendo una nueva relación con el FMI", señaló.

El proceso de acercamiento con el Fondo "es inminente e irreversible", confirmaron los informantes. Y en ese esquema el inicio pasa por la auditoría que el artículo IV de la carta magna del organismo prevé para todos sus países socios. En ella, los técnicos del FMI analizan los números de la economía y emiten luego un informe con opiniones y sugerencias. La última vez que se hizo esto en la Argentina fue en julio de 2006, cinco meses después de que el país cancelara toda su deuda con el organismo de crédito. Como lógica consecuencia, seguiría una negociación con el Club de París.

Durante este fin de semana no fue posible avanzar en los detalles de ese proceso porque el responsable de esa negociación en el FMI, Nicolás Eyzaguirre, director del Departamento del Hemisferio Occidental, no asistió a la reunión del G20 en la capital británica. Por eso será abordado durante la próxima conferencia anual conjunta del FMI y del BM, el 6 y 7 de octubre en Estambul. Así lo pactaron aquí Boudou y el presidente del Banco Central (BCRA), Martín Redrado, durante una conversación informal que mantuvieron con el director general del FMI, Dominique Strauss-Khan, según confirmaron fuentes del FMI.

Consultado sobre este asunto, Boudou dijo que, "como no está buscando fondos, la Argentina no tiene tiempos que la urjan para avanzar" en este sentido. "El país esta discutiendo para avanzar sobre las cuestiones políticas e institucionales con el Fondo", precisó en la conversación exclusiva con LA NACION.

Las actuales negociaciones, explicó, difieren de otros momentos de la historia: "Es una situación muy distinta de las épocas en que la Argentina necesitaba un programa para financiar gastos corrientes, como sucedió tantas veces. Ahora estamos construyendo una nueva relación con el Fondo y por lo tanto no estamos sometidos a un calendario".

-Pero eso no significa que ustedes vayan a pedir fondos al FMI, sino a construir una nueva relación con la institución, como cualquier otro país.

-Exactamente.

-En el marco de esa nueva relación con el FMI, ¿se prevé una negociación con el Club de París?

-No hay calendario tampoco, pero sin duda es importante ir despejando todas las dificultades que tiene la Argentina con los mercados financieros internacionales, pero siempre teniendo muy claro cuáles son los intereses que se defienden.

Condición de los acreedores

El requerimiento sine qua non de los acreedores del Club de París es que la Argentina acepte el artículo IV del FMI. La deuda con ese grupo de acreedores asciende a US$ 7000 millones de capital más 1000 millones de intereses, que están en discusión. La Argentina no acepta el monitoreo de su economía porque teme que se ponga en evidencia la adulteración de las estadísticas del Indec en, entre otros indicadores, la inflación, la pobreza y el desempleo. También obligaría al Gobierno a mostrar todos los números y a recibir sugerencias.

Con vistas a una nueva relación con el FMI, el Gobierno anunció cambios en el Indec, que todavía no se han materializado en indicadores máss creíbles. El Fondo, por su parte, insiste en que la Argentina debe aceptar la auditoría de sus cuentas y atraer inversiones directas y financieras para volver a crecer y reducir las presiones inflacionarias.

Para Nicolás Eyzaguirre, la aceptación del artículo IV "es la base" para recuperar la confianza mutua.

"Mientras haya un Fondo sin condicionalidades y sin recetas que ya fracasaron, y no haya que recibir a representantes que digan lo que hay que hacer, entonces ese es el camino que nos va a permitir un diálogo", había dicho Boudou a fines de agosto. "No es una cuestión de que nos vengan a auditar, sino de cumplir las condiciones que nos permitan normalizar una situación", había afirmado.

El Fondo ya cuenta con más dinero

* LONDRES.? El director del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, anunció que la institución ya cuenta con el aporte de US$ 500.000 millones, decidido por los países del G-20 en la cumbre de abril pasado. Para esta semana, se espera que lleguen al país los US$ 2500 millones que, por ser socio, le corresponden a la Argentina.

Comentá la nota