Se permitirá a los alumnos avanzar por materias, como en la universidad

En Santiago del Estero, y en todas las provincias del país, con la colaboración de los municipios, se instrumentará un control de asistencia de los chicos. La escuela deberá seguir la trayectoria de los estudiantes para que puedan egresar.
Si prospera una iniciativa impulsada por el ministro de Educación de la Nación, Alberto Estanislao Sileoni, estudiantes de los colegios secundarios de Santiago del Estero, y de las provincias de todo el país, quedarán integrados dentro de un sistema escolar "más flexible" que les permitirá avanzar por materias, como en las universidades, y no por ciclos anuales.

El proyecto de Sileoni, quien recientemente reemplazó en la cartera educativa nacional a Juan Carlos Tedesco, es parte de una fuerte apuesta que tiene en sus manos para acelerar el proceso de reforma en la escuela media, cuyos primeros indicios de cambio quiere tener para 2010.

En cuanto a la flexibilización que plantea para los estudiantes secundarios, Sileoni explicó al diario porteño La Nación que se propone avanzar por materias y no por ciclos anuales dado que "muchos chicos, especialmente los de poblaciones más desfavorecidas, no se pueden adaptar al modelo tradicional".

Además, comentó que con el Ministerio de Desarrollo Social, las provincias y los municipios se quiere instrumentar un programa de control de asistencia de los alumnos. "Esto es –explicó-, que si los chicos faltan con llamativa frecuencia se puedan enviar agentes sociales a la casa para averiguar qué pasa".

"No se pueden esperar más la reforma en la escuela media, hay que acelerar las discusiones para tener los primeros indicios de cambio el año que viene. Estamos de acuerdo en que la escuela media debe ser orientadora y que sirva para el trabajo y para la vida; ésas son cosas obvias que a esta escuela le cuesta conseguir, ya que no estamos logrando que los sectores más pobres permanezcan en la secundaria", expresó el ministro Sileoni.

Respecto de la necesidad de la reforma, aseguró que "es necesario otra organización institucional y pedagógica, pero creemos que no es tanto un problema de contenidos de materias es más de organización, una escuela mucho más flexible".

En este sentido, precisó que "hay que empezar a pensar por el lado de las asistencias, de las promociones, de la posibilidad de que los chicos puedan armarse una trayectoria educativa que los beneficie, más tutores en las escuelas, más adultos dentro de la escuela por más tiempo, no sólo el docente que da su materia".

Luego explicó que "la mayor causa del abandono en el secundario está en esas razones y se da en las clase sociales menos favorecidas. Los no pobres permanecen más en la escuela y egresan más, en la actualidad hay casi 60 mil chicos que terminan el secundario pero que adeudan materias".

El ministro remarcó que "quizá sea posible pensar en la coexistencia de varios modelos de escuela secundaria y estamos haciendo un banco de experiencias con los distintos modelos que hay en el país".

Pedido presidencial

Al respecto, Sileoni señaló que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner le pidió que trabaje en forma conjunta con el Ministerio de Desarrollo Social, "en un programa de detección del abandono y control de la inasistencia".

Para ello, expresó: "Debemos contar con la ayuda de los municipios, ya que el factor local es clave para detectar las faltas, que es el paso previo al abandono".

"Hay establecimientos que tienen un régimen de convivencia distinto, tienen un alerta temprana y saben cuándo un chico falta varios días seguidos", agregó. 

Comentá la nota