"Permanecemos abiertos al diálogo, pero no hay fondos"

Ante los nuevos reclamos salariales de los empleados del municipio, el secretario de Coordinación de Gabinete, Daniel Castaño, volvió a afirmar terminantemente que "no hay plata para otorgar un nuevo aumento". Sin embargo, advirtió que el Ejecutivo permanece abierto al diálogo y confió en que no se llegará a un conflicto como el del año pasado.
El 10 por ciento adicional otorgado sobre los básicos de todas las categorías, no parece haber conformado a los empleados municipales que buscan hoy nuevas mejoras salariales. Mientras las entidades gremiales discuten internamente cuáles deben ser los pasos a seguir, desde el Departamento Ejecutivo ya advirtieron que no existen fondos para volver a mejorar los sueldos. A pesar que un sector de trabajadores continuó ayer bajo un régimen de retención de tareas, el secretario de Gobierno, Daniel Castaño, confió en que esta vez la negociación no desembocará en un conflicto como el registrado el año anterior, cuando los trabajadores mantuvieron el Palacio Municipal tomado durante 21 días.

Acerca de la medida de quite de colaboraciones dispuesta por el Sindicato de Trabajadores Municipales y por ATE, Castaño, quien está al frente del Ejecutivo en la actual negociación con los trabajadores, opinó que "es una decisión que ha sido adoptada unilateralmente".

Y advirtió que "ante esa disyuntiva, estamos dispuestos a mantener el diálogo abierto, pero actuaremos en consecuencia a lo que es esa medida de fuerza".

Aunque no han manifestado todavía una demanda concreta, los gremios vienen reflejando la disconformidad de los trabajadores respecto del aumento otorgado en febrero, al que consideran "insuficiente".

"Estamos abiertos al diálogo, pero no bajo las pretensiones que está sosteniendo el sindicato. El Municipio no está en disponibilidad de encarar ese compromiso salarial. Y así lo hemos manifestado claramente", señaló. Castaño opinó además que la base del actual conflicto está en "la no comprensión (por parte de las organizaciones gremiales) de que el Municipio no está en posibilidades de otorgar ninguna suma, hasta no tener un panorama económico distinto".

En algún momento, los gremios sugirieron que las sumas que harían posible un nuevo aumento podrían buscarse en el fondo de obras públicas que la Administración reserva en una cuenta particular. Así lo habían señalado cuando se supo que el Gobierno nacional haría una millonaria inversión en obras públicas para nuestra ciudad.

Castaño descartó de plano esta propuesta, y recordó que "el fondo de obras públicas tiene un efecto determinado y mandado así a través del Concejo Deliberante, y nosotros lo vamos a respetar: es un fondo que está para hacer obras públicas, y no para cubrir políticas salariales".

Conflicto

La falta de entendimiento entre las partes, sumado a un episodio que ayer los gremios no dudaron en calificar de "apriete" por parte del Departamento Ejecutivo, hace pensar en la posibilidad de un conflicto similar al desatado en 2008, cuando las negociaciones salariales desembocaron en la toma del Palacio Municipal por parte de los trabajadores durante 21 días. Incluso, las puertas del Palacio Municipal permanecieron ayer entornadas y custodiadas por efectivos policiales.

En este sentido, el Secretario de Coordinación de Gabinete, se mostró confiado en la posibilidad de desactivar el conflicto antes de llegar a ese punto. "Si seguimos abiertos al diálogo, es porque creemos en la responsabilidad y la comprensión de las organizaciones sindicales", comentó Castaño, quien tampoco perdió de vista que este 2009 es un año electoral, y advirtió: "Espero que no se cometan los mismos errores que en otras oportunidades, y que nadie piense que una situación electoral puede ser una posibilidad de apriete hacia una decisión de administración".

Volviendo al aumento otorgado en febrero, retroactivo a enero de este año, el Secretario de Coordinación de Gabinete comentó: "Mientras otros municipios están asumiendo algún tipo de conductas respecto de su masa de empleados y a las políticas salariales, el de San Nicolás está garantizando para todo el ejercicio 2009 el pago efectivo de los trabajadores. Y al mismo tiempo, este Municipio no está tomando ningún tipo de acción en lo que hace a despidos, suspensiones o medidas extraordinarias para sostener una crisis que disminuye nuestras posibilidades de recaudación como así también los fondos coparticipables, que no nos están llegando".

Comentá la nota