Perlitas eleccionarias

Como en toda elección, las legislativas de este año también tuvieron sus insólitas. - En algunas Escuelas el acto eleccionario comenzó con bastante atraso; en la Escuela N° 8 se pusieron en funcionamiento algunas mesas a las 8,45.
- En una de las mesas en la que votantes que madrugaron para poder asistir a sus trabajos esperaban desde las 8, tras 45 minutos de espera el presidente decidió votar él primero y hacer votar a los fiscales. Tras la queja decidió que votaran los de la cola que no eran más de dos o tres.

- Aldo Menconi votó en la Mesa 13 de la Escuela N° 8 a las 12,15.

- "Paco" a las 12,40 en la Escuela N° 3. Dado que en la Boleta dos figura como Durañona, Francisco, no se lo ubicaba en el Padrón hasta que él mismo dijo que su apellido es De Durañona y estaba en otra mesa y otra Escuela.

- Manuela Domínguez concurrió a la Mesa 5007 de la Escuela N° 3 y después de hacer la cola se encontró con que su DNI aparecía como Duplicado en Padrón y en el documento no se encontraba sello que lo atestiguara.

- Sobre el cierre del comicio, gracias a los buenos oficios de Fernando Fernández, Fiscal General por Acuerdo, y tras comprobar mediante una lupa que el sello existía aunque muy borrado por una inoportuna lavada, la Presidente accedió a que la candidata votara.

- Cuando erróneamente un medio anunció que Manuela pasaba al frente en el escrutinio, la carnicería estalló en gritos y abrazos.

- Poco duró la alegría cuando la información fue ratificada ya que de acuerdo a la misma en campo de Punte aparecían más votantes que los reales.

- En River todo era alegría, baile y cantos hasta que se conoció que, con los números del escrutinio, Paco obtenía solo dos bancas para concejales al igual que Manuela y Aldo. El baldazo enfrió a la gente, cambiaron las caras y el acto perdió calor.

- Una militante y ex funcionaria peronista se entusiasmó y dijo que a Paco le correspondían tres concejales, dos a Manuela y dos a Aldo. La suma daba siete y se renovaban solo seis. Bueno, cualquiera se equivoca.

- En la sede de Menconi había poca gente a las 11 de la noche, pero la alegría era exultante: pocos imaginaban que llegaría a dos concejales.

- Salvo algunos votos recurridos y alguna discusión menor, el acto eleccionario fue un ejemplo de civilidad ciudadana y el mejor ejemplo para algunos candidatos que durante la campaña no ahorraron agravios.

Comentá la nota