Perlitas en el aniversario de una revista local de negocios

Anoche, un evento destinado al mundo empresario, en el hotel Sheraton Mendoza, convocó alrededor de mil personas. Entre los asistentes sobresalieron algunas personalidades del mundo político y empresario; no sólo por sus altos cargos y posiciones sino por las anécdotas que dejaron para contar.
Anoche, un suceso destinado al mundo de los negocios, en el hotel Sheraton Mendoza, convocó alrededor de mil personas; entre las cuales sobresalieron algunas personalidades del mundo político y empresario; no sólo por sus altos cargos y posiciones sino por las anécdotas que dejaron para contar. Aquí van algunas.

Una pareja del vino, premiada

La casualidad benefició a dos referentes del mundo vitivinícola en la fiesta de aniversario de la revista Punto a Punto y el encargado de descubrilo fue el mismo gobernador Celso Jaque. Uno de los juegos de la noche, auspiciado por Mc’Donald, consistía en encontrar a un invitado de la fiesta que tuviera el mismo número de identificación en la credencial de ingreso. A los asistentes, buscar el par les sirvió para romper el hielo y acercarse a alguna persona de interés. También fue la excusa perfecta para mirar con detenimiento a un desconocido o desconocida, sin romper las normas de cortesía.

Pero el destino quiso que la primera pareja que se descubriera en la noche fuera de dos socios en el mundo del vino: Ángel Vespa, titular de Bodegas de Argentina, y Javier Merino, director de Área del Vino (empresa editorial que trabaja para esa entidad empresaria vitivinícola) tenían ambos el número 1179. Ellos estaban entretenidos, quizás conversando sobre el éxito del Foro Internacional Vitivinícola que desarrollaron la semana pasada en Mendoza, cuando el mismo Celso Jaque les advirtió el detalle: ¡eran pareja! Por la coincidencia, cada uno ganó un iPod.

Récord de auspiciantes

Aldrededor de 1.000 personas, de los casi 1.700 suscriptores que tiene la revista local de negocios. Quizás un foro empresario, o alguna feria de exposiciones puede reunir esa cantidad y más de asistentes; sin embargo nadie hasta anoche en la provincia había logrado 54 sponsors para una fiesta. Las empresas patrocinadoras: bodegas, comercios, restaurantes, compañías de diversos servicios llevaron sus equipos de promotoras, repartieron folletos de descuentos y beneficios varios, presentaron sus últimos productos, prestaron servicios al evento y aportaron al sorteo de premios.

Feria de relaciones

La palabra "networking" significa, en inglés, red de trabajo. El Networking Day (así llama Punto a Punto a sus fiestas aniversario) es un servicio que ofrece la revista a sus suscriptores, que consiste en favorecer un ámbito para que empresarios y ejecutivos alimenten su red de contactos. Mientras degustaba vinos de diferentes bodegas locales, el gerente de la Fundación ProMendoza, Marcos Abihaggle dio la mejor definición del evento: "Esta es una feria de relaciones", explicó haciendo referencia a las exposiciones donde él suele asistir, con el fin a incentivar las exportaciones de productos mendocinos.

Sabor a crisis

El clima festivo no conseguía ocultar los claros síntomas de la recesión. Aunque los empresarios suelen decir que "la cosa va mejorando", el empresario hotelero Jorge Segovia reveló que las expectativas de mejora no son tan ciertas como parece: "Esperábamos ahora un contingente brasilero que suspendió a último momento, nos afectó la gripe A, pero ahora sigue la crisis que perjudica mucho al turismo internacional y también al nacional".

Mago del infinito

Llamó la atención con sus habilidades el mago sanjuanino Mauricio Álvarez, instalado en una de las mesas degustadoras de vinos. Lo había llevado la bodega SinFín y el objetivo era sorprender con trucos que contenían el sentido del infinito: monedas o pelotitas que se multiplicaban sin parar, botellas de SinFín que salían del saco de los caballeros y una vasija que entregaba la última gota de vino y luego se llenaba sola para seguir sirviendo, se vaciaba y se llenaba una y otra, y otra, y otra, y otra vez. Antes de despedirse finalizó su saga de ilusiones llenando una copa suspendida en el aire. Un maestro.

Guardaespaldas

El subsecretario de Industria Javier Espina y el ministro de Producción Raúl Mercau. Ambos, más distendidos que de costumbre, dieron vueltas y vueltas por el salon Fader del Hotel Sheraton, recibiendo saludos de los empresarios y, seguramente, algún pedido particularmente propicio en una noche de buenos vinos y comida. Un periodista les hizo notar que habían estado todo el tiempo juntos: "Soy el guardaespaldas, el cargo de subsecretario es simbólico", bromeó Espina.

Sorteos incómodos

Además de la promoción de encontrar el par, para obtener el premio de Mc’Donals, hubo otra serie de sorteos a lo largo de la fiesta. Nadie quería perderse los dos pasajes en un crucero (que se terminó llevando el gerente de Norton, Luis Steindl), pero la única manera era estar atentos a lo que salía en una serie de pantallas gigantes. El instituto Naranjito también sorteó un viaje a Buzios (que finalmente obtuvo Facundo Rossi, de Publicidad Sarmiento), pero exigía a los participantes conservar una bolsa de papel hasta el momento del sorteo, porque en la bolsa estaba pegado el número del participante. Una buena estrategia para que el logo se viera en todas las manos. Esto se hacía incómodo para los invitados que acumulaban regalitos en grandes bolsas de otros auspiciantes y también un plato del copetín, cuando no una copa o vaso.

Será un clásico

"La fiesta se ha consolidado como un encuentro importante de Mendoza. Hemos tenido la presencia del vicepresidente, el gobernador, los intendentes de Godoy Cruz, Capital y Luján, la presencia de empresarios como Enrique Pescarmona, Julio Camsen, Mario Groisman… Sentimos que esto nos legitima como publicación de negocios", dijo el director de Punto a Punto, Mauricio Llaver mientras aprovechaba para sentarse y automasajearse las rodillas, agotado, cuando la fiesta ya estaba terminando.

Comentá la nota