"No se perjudica a un gobierno, sino a la comunidad en su conjunto"

Luego de los reclamos de los trabajadores de la UOCRA, el concejal del bloque justicialista de Caleta Olivia, Osvaldo Cabrera, analizó la situación y afirmó que el tipo de conductas tomadas por los desocupados son "incomprensibles"
Caleta Olivia (Corresponsal).- El día lunes, un grupo de trabajadores desocupados de la UOCRA se manifestaron en la Municipalidad, reclamando puestos laborales y el pago de diez subsidios. Este reclamo dejó como saldo vidrios rotos y deterioro a sus instalaciones. Esta protesta bloqueó las entradas al Municipio y al Concejo Deliberante y obstruyó el paso de los trabajadores hacia los distintos edificios comunales.

El concejal Osvaldo Cabrera, quien por su carácter de presidente del Bloque Justicialista se encuentra a cargo de la Presidencia del Concejo Deliberante de Caleta Olivia, manifestó: "Resulta incomprensible la actitud adoptada por la entidad gremial al llevar adelante este reclamo, ya que de la totalidad de los trabajadores que reciben un subsidio de 1.500 pesos, sólo falta un grupo de diez que, tal como se había acordado, lo iban a percibir en el transcurso del día lunes".

Al analizar la metodología impuesta por la UOCRA para sus distintos reclamos, Cabrera dijo: "Este tipo de metodologías de protesta, lo único que logran es disminuir los recursos municipales, ya que en vez de destinarlos para la atención de las demandas sociales deben ser destinados a reparar los daños causados en las instalaciones del propio Estado municipal, con lo cual no se perjudica a un gobierno, sino a la comunidad en su conjunto, que hace el esfuerzo para poder cubrir con sus impuestos el pago de los subsidios de quienes, a su vez, destruyen las propiedades del Estado y vulneran la paz social de la ciudad".

Consultado sobre los acontecimientos registrados en la sede del Concejo Deliberante, el concejal señaló "con el fin de resguardar las instalaciones, se procedió a cerrar la puerta de acceso principal del edificio, cuyos vidrios fueron destruidos a golpes de puño por manifestantes que intentaron ingresar al interior del Concejo Deliberante, en tanto, otros vidrios se quebraron por el calor de las gomas encendidas en las veredas del edificio", para agregar "ante la situación, la Policía provincial procedió a actuar de oficio, registrando los daños producidos y dando parte a la Justicia, además de la denuncia efectuada por los miembros del Gabinete municipal ante la fiscalía en turno".

Finalmente, el concejal Cabrera manifestó que "repudiamos enérgicamente este tipo de metodologías, que no se condicen con el esfuerzo que el Gobierno y la comunidad de Caleta Olivia llevan adelante para cubrir las necesidades de los diferentes sectores que demandan soluciones laborales. La percepción de un subsidio otorgado por el Estado no puede ni debe ser la excusa para generar este tipo de hechos que lesionan el delicado equilibrio social". Consultado sobre la percepción que, sobre estos hechos, tiene la comunidad, el edil respondió que "los caletenses demuestran cada vez más su hastío y reprobación ante situaciones violentas que terminan con el pago de un subsidio. Muchos vecinos han manifestado su disconformidad ante este lamentable círculo vicioso que significa la protesta social y el posterior pago de los subsidios, ya que no todos los caletenses que tienen necesidades básicas insatisfechas utilizan la violencia como forma para resolver esas demandas, además se debe tener en cuenta que la Municipalidad ha llegado ya al límite de sus posibilidades financieras para cubrir la permanente exigencia de subsidios, y esa es una realidad tangible que nos insta a buscar otro marco de solución a la protesta social, puesto que no se puede mantener en el tiempo este tipo de subsidios".

La protesta se desarrolló hasta pasadas las 20 horas, momento en el cual los manifestantes tomaron la decisión de levantar la misma, dejando el sector en un pésimas condiciones, a consecuencia de la quema de cubiertas que tuvo lugar desde horas temprana.

Comentá la nota