Dos peritos cuestionaron los bienes de los Kirchner

Dos peritos cuestionaron los bienes de los Kirchner
Noailles no apeló a pesar de que había elementos para hacerlo
El hombre que está al frente de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA), Guillermo Noailles, no apeló el veloz sobreseimiento de Néstor y Cristina Kirchner en la investigación por su presunto enriquecimiento ilícito a pesar de dos informes que le presentaron los peritos contadores bajo su mando, en los que le advirtieron que más de $ 24,7 millones del controvertido patrimonio no se encontraban "debidamente justificados".

A lo largo de 18 carillas, los auditores contables de la FIA le expusieron a Noailles más de 25 faltantes, inconsistencias o contradicciones que observaron en el peritaje oficial y en el escrito del contador de los Kirchner, Víctor Manzanares, en los que se basó el juez federal Norberto Oyarbide para exonerarlos. Incluso, concluyeron que con la documentación disponible en el expediente judicial no podían convalidar el aumento del 158% en sus bienes durante 2008, cuando saltaron de 17,8 millones de pesos a 46 millones.

LA NACION obtuvo copias de ambos informes de la FIA, tras requerir la autorización de Noailles. El fiscal subrogante los entregó, al sostener que no había "ningún misterio" en su actuación. Pero eso contrasta con la posición de cinco especialistas en derecho penal -cuatro de ellos, ex fiscales de alto nivel- a los que luego consultó LA NACION. Todos estimaron que, a la luz de ambos informes, Noailles debió apelar el sobreseimiento de los Kirchner y que, quizá, cometió uno o más delitos al no hacerlo.

Los peritos presentaron sus informes el 23 y el 28 de diciembre, antes de que venciera el plazo para que Noailles apelara, si decidía hacerlo. Y cerraron sus reportes con idéntica conclusión: "Entendemos que, por el momento, no se está en condiciones de establecer, en forma cierta e indubitable, si el incremento patrimonial ocurrido durante el año 2008 se encuentra debidamente justificado con la documentación de respaldo veraz y pertinente que corresponde en cada caso".

A Noailles, sin embargo, los reportes no le parecieron "contundentes", por lo que tuvo "dudas" sobre apelar o no. Y, ante esa incertidumbre, optó por no recurrir y convalidar el veloz sobreseimiento que dictó Oyarbide.

En la investigación de los Kirchner, Noailles asumió un rol pasivo. Incluso, cuando los propios contadores de la FIA marcaron serias deficiencias en el peritaje oficial. Entre otros puntos, los informes señalaron:

* Los peritos de la Corte no cotejaron toda la información contable necesaria y convalidaron datos contradictorios. Y no verificaron la "verdad material" de lo expuesto en las declaraciones juradas por la pareja presidencial.

* El análisis fue incompleto porque no abarcó a los familiares directos del matrimonio, empezando por sus hijos Máximo y Florencia.

* El cálculo sobre la evolución patrimonial de los Kirchner padeció una falla de origen: tomó por válida una base al inicio de 2008 que todavía continúa bajo investigación dentro de la FIA y que, por lo tanto, para los expertos de la Fiscalía carece de "certeza sobre integridad y razonabilidad".

* A lo largo de todo su peritaje, los contadores de la Corte jamás expusieron los montos de los patrimonios iniciales y finales del matrimonio por investigar ni el importe de lo que consumieron a lo largo de 2008, y tampoco detallaron la cifra de su evolución patrimonial. Por lo tanto, para los contadores de la FIA "no se ha determinado concretamente cuál es, entre otras cosas, el importe del incremento patrimonial que se encontraría justificado".

* Faltan los desagregados de las declaraciones juradas que se presentaron ante la AFIP, que al mando de su titular, Ricardo Echegaray, amigo de los Kirchner, sólo envió a la Justicia el "resumen" o la "cabeza" de esas declaraciones.

* Tampoco se cotejaron los informes finales de la AFIP por inspecciones o verificaciones hechas a los Kirchner, ni la información que esa entidad tenga de operaciones bancarias, contables o ante escribanos del matrimonio presidencial, ni los detalles de cada pago efectuado por impuestos (Ganancias, Bienes Personales y Monotributo, entre otros).

* Los peritos de la Corte no revisaron el "libro de comercio" que Kirchner debe mantener como responsable inscripto ante la AFIP, a pesar de que Manzanares afirmó en su escrito que el ex presidente sí tiene ese libro contable y que él lo cotejó para el reporte que presentó ante Oyarbide.

* Se excluyeron del peritaje los 20 días que median entre el 11 y el 31 de diciembre de 2007, período en el cual los Kirchner incorporaron más de $ 1 millón a su patrimonio. Hasta la primera fecha abarcó la pesquisa que archivó el juez federal Rodolfo Canicoba Corral y desde la segunda se ocupó su colega Norberto Oyarbide.

* No se precisó en el peritaje cuál fue el valor equivalente en pesos de los plazos fijos en moneda extranjera, que a lo largo de 2008 varió entre 3,10 y 3,41 pesos.

* No se consultó si en la contabilidad de la sociedad Austral Construcciones consta el préstamo por $ 8.329.596 que el ex presidente declara haber recibido y que durante los últimos doce meses no generó "ningún tipo de interés", algo que los peritos de la FIA consideran "fuera de toda lógica comercial".

* Los peritos de la Corte tampoco contaron con documentos para verificar si, en efecto, el Banco de Santa Cruz prestó los $ 8.834.369 que los Kirchner declararon como "deuda".

* Un dato "esencial", según los peritos de la FIA, es que falta la documentación para verificar cuántos plazos fijos tuvieron los Kirchner durante 2008, su monto, moneda, plazo y vencimiento de cada uno. "Sin estos datos resulta imposible determinar, en forma fehaciente, qué cantidad (y en qué moneda) de intereses se generaron". El ex presidente declaró que cobró $ 4.185.440,57 por esos intereses.

* Los peritos de la Corte sumaron dos veces los $ 332.137 que percibió Kirchner como pensión como ex presidente durante 2008: en los rubros "Ingresos" y "Otros ingresos", por lo que justificaron $ 332.137 de más.

* No se indagó en el origen de un plazo fijo por US$ 227.575 que no figuraba en la declaración jurada de Kirchner, por lo que debió rectificarla. Tampoco se cotejó cómo se rectificó esa declaración jurada.

* Los peritos de la Corte tampoco verificaron el saldo final de otro plazo fijo, que en dos escritos se registra por 1.442.211 o 2.129.477 pesos, una diferencia de 687.266 pesos.

* Se omitió en el peritaje un plazo fijo que Kirchner declaró ante la Oficina Anticorrupción (OA) en 2008 por $ 1.291.481. "No existe -alertaron los auditores de la FIA- ninguna explicación del origen de estos fondos y su respaldo documental o, en su defecto, de los motivos que llevaron a los peritos a excluir estos fondos del análisis realizado en la experticia."

* Manzanares detalla que Kirchner donó acciones de Hotesur SA a su hijo Máximo por $ 318.960,45, pero dos fojas después lo elevó $ 586.062,52 "por lo que existe una diferencia sin justificar de $ 267.102,07", alertaron los contadores de la FIA. Ni la donación ni ninguno de ambos montos figuran tampoco en las declaraciones juradas que Kirchner presentó ante la OA.

Pese a estos y otros puntos específicos expuestos por sus propios peritos, Noailles optó por no apelar, con lo que quedó firme el sobreseimiento de los Kirchner. Desde entonces, la única forma de forzar la reapertura de ese expediente es si se demuestra que se arribó a la "cosa juzgada" de manera fraudulenta. Es decir, que se cometió un delito para lograrlo.

Números que no cierran

* Los peritos de la FIA concluyeron que sus colegas de la Corte no cotejaron toda la información contable necesaria y aceptaron datos contradictorios entre sí

* Para los contadores de la FIA, el peritaje oficial fue incompleto y no abarcó a los familiares directos del matrimonio, empezando por sus hijos Máximo y Florencia

* Los contadores de la Corte jamás precisaron los montos de los patrimonios inicial y final del matrimonio, el importe de lo que consumieron durante 2008 ni su evolución patrimonial. Así, no explicitaron la ecuación contable de su enriquecimiento.

* La AFIP no aportó el detalle de las declaraciones juradas de Néstor y Cristina Kirchner; sólo envió a la Justicia el "resumen" de esas declaraciones.

* Los peritos de la Corte tampoco cotejaron informes de la AFIP por inspecciones o verificaciones hechas a los Kirchner ni el detalle de cada pago efectuado por los impuestos Ganancias, Bienes Personales y Monotributo, entre otros.

* Los peritos no revisaron el "libro de comercio" que Néstor Kirchner debe mantener como responsable inscripto ante la AFIP, a pesar de que su contador, Víctor Manzanares dijo que él sí lo cotejó para redactar el reporte que presentó ante Oyarbide

* No se cotejaron con documentos cuántos plazos fijos tuvieron los Kirchner durante 2008 ni el monto, moneda, plazo y vencimiento de cada uno por los que dijo percibir $ 4.185.440,57 en intereses

* No se cotejó si la AFIP aplicó los "intereses presuntos" por el 8% del supuesto crédito de Austral Construcciones, por el que Lázaro Báez debió abonar Ganancias por 233.000 pesos.

* No se confirmó si el Banco de Santa Cruz prestó los $ 8.834.369 que los Kirchner declararon como "deuda" con esa entidad

* Los peritos de la Corte sumaron dos veces los $ 332.137 que percibió Néstor Kirchner por su pensión como ex presidente.

Comentá la nota