Peritos aseguran que concejales de Sarmiento "falsificaron" una firma

Un escándalo provocó el resultado de un peritaje oficial que realizaron técnicos de la Fiscalía de Sarmiento, quienes determinaron que la firma presentada en un documento público "no se corresponde con el puño escritural" de Héctor Fabián Muñoz.
La denuncia había sido presentada por la concejal del oficialismo Miriam Gerez en febrero de este año. La maniobra despertó dudas porque el concejal Muñoz estaba de vacaciones y sus aliados políticos habrían falsificado su rúbrica.

A través de una pericia documental que realizó el equipo técnico de la Fiscalía de Sarmiento, se estableció que la firma estampada en un documento público entregado al Concejo Deliberante por ediles de la oposición no corresponde a su titular Héctor Muñoz, quien en ese momento estaba con licencia por vacaciones.

La denuncia fue presentaba por la concejal del Partido Alternativa Vecinal, Miriam Gerez en febrero de 2009, después que esa maniobra política despertó dudas ya que el concejal Muñoz, del Bloque Unipersonal, Verdad y Compromiso, estaba de vacaciones y lo habrían falsificado sus aliados políticos para alcanzar la cantidad de rúbricas solicitadas por la legislación vigente.

Lo curioso es que el pedido de sesión extraordinaria ingresó a la mesa de entradas del edificio legislativo durante el receso de verano, pero lo que el arco opositor no tuvo en cuenta que Héctor Muñoz había comunicado días antes por escrito que iba a viajar fuera de la ciudad, por lo que las autoridades del Concejo Deliberante sospecharon que la rúbrica era falsa.

La carátula llegó a la instancia de peritaje como supuesta falsificación de instrumento público y, justamente, el resultado del peritaje realizado por el equipo técnico del jefe de fiscales Raúl Coronel reflejó que "la firma presentada no se corresponde con el puño escritural de Héctor Fabián Muñoz".

Al respecto, la concejal denunciante explicó que ante las sospechas que provocó la aparición de la firma de Muñoz, "nosotros sabíamos que este concejal no estaba en la ciudad y, rápidamente, empezamos a desconfiar de la validez del pedido ya que para solicitar una sesión extraordinaria se necesitan seis firmas y en total había cinco ediles en la ciudad dispuestos a firmar".

"Es lamentable que integrantes de un Poder Legislativo se comporten de esa manera, con acciones falsas y con una clara intención de violar las legislaciones vigentes. Lo peor es que ante la falsedad de esta rúbrica, nosotros ya estamos poniendo en duda todos los otros documentos públicos que ha firmado este sector de concejales. Tenemos motivos sólidos para dudar de todo lo que han acompañado o desaprobado", argumentó.

Comentá la nota