El periodista de los "zapatazos" pidió asilo en Suiza

El periodista iraquí que le arrojó sus zapatos al presidente de Estados Unidos, George W. Bush, durante una conferencia de prensa en Bagdad, pidió asilo político en Suiza tras haber sido golpeado y torturado en prisión, informó la cadena británica BBC.
Muntadar al-Zaidi se encuentra bajo custodia policial en Irak a la espera de un juicio por el incidente ocurrido durante la visita de Bush a ese país árabe a mediados de diciembre pasado.

Mauro Poggia, abogado de Al-Zaidi, expresó que su cliente teme por su seguridad en una prisión de Bagdad y agregó que el iraquí ya no puede regresar a su antiguo trabajo en Irak.

El letrado confirmó que fue contactado por la familia de Zaidi, y ahora preparó una misiva al Ministerio de Asuntos de Exterior de Suiza para obtener el asilo político de su cliente.

"Incluso, aunque muchos iraquíes apoyan su accionar, él está bajo merced de todo tipo de extremistas. Su vida puede ser un infierno en su propio país", agregó.

El hermano mayor de Al-Zaidi, Dargham, declaró a la BBC que desde su arresto, Muntadar fue golpeado y torturado en prisión, donde terminó con un brazo roto, varias costillas fracturadas y derrames internos.

Según Poggia, Al-Zaidi, quien no tiene hijos, "podría trabajar como periodista para Naciones Unidas" en Ginebra.

El iraquí, de 29 años, lanzó el ataque contra el presidente estadounidense, que lideró la invasión en Irak en marzo de 2003, gritándole mientras le arrojaba los zapatos a la cara. "Este es un beso de despedida, perro", le gritó.

En la tradición árabe es considerado un acto muy despectivo mostrar la suela de los zapatos a otra persona, y mucho más arrojarle el calzado.

El juicio contra Al-Zaidi fue suspendido a fines de diciembre tras diferencias sobre si debería ser acusado por atacar o insultar a Bush.

El iraquí reiteró que no se arrepiente de lo que hizo.

Comentá la nota