Un día del periodista, sin derechos

El Sindicato de Prensa del Chaco, ante el 7 de junio emitió un documento en el que resalta que "hoy, es otro Día del Periodista sin derechos para los trabajadores de prensa. Es otro año en el que la situación de explotación en los medios de comunicación sigue sin modificarse.
Qué no se ha dicho y escrito sobre lo que les pasa a los periodistas: trabajo en negro, salarios de hambre, condiciones de trabajo paupérrimas, evasión de aportes de ley (jubilación y obra social), amenaza de despidos y condicionamiento al trabajo profesional que golpea directamente a la libertad de expresión y al derecho social de la información.

La gran mayoría de las empresas periodísticas siguen al margen de la ley, por supuesto con honrosas excepciones, y seguirá si el Estado, a través de todos sus poderes incluidos algunos municipios muy importantes, no toma la decisión de modificar una situación totalmente irregular. Encima, estas mismas empresas son aceptadas como proveedores del Estado para percibir jugosas pautas de publicidad. También esto está al margen de la ley, ya que los medios de comunicación están impedidos de recibir publicidad paga de parte del Estado si no cumplen con el marco legal de prensa: las Leyes 12.908 --Estatuto del Periodista Profesional, 12.921-- Estatuto del Empleado Administrativo de Empresas Periodísticas, las provinciales 6082, 5.238 y 5.239 y los convenios colectivos de trabajo 173/75 y 189/75.

Hoy la comunidad conoce hasta el hartazgo el diagnóstico de los que nos pasa y quiénes son los responsables.

Pero lo que desalienta es que mientras los trabajadores de prensa padecen esta situación, desde el mismo Estado hipócritamente se insiste en agasajar a los periodistas como el caso de los tres poderes del Estado, la municipalidad de Resistencia, la Justicia, la Policía del Chaco, organismos oficiales a lo que se suman algunas empresas.

Si de esta manera se ocupan de nuestro tema ya prevemos cómo será el próximo 7 de junio. Y como si algo faltara, está además la total impunidad judicial a seis meses del intento de asesinato perpetrado contra el periodista Fabricio Glibota, en plena peatonal de Resistencia, ante la mirada de decenas de personas, en un área que se supone ampliamente vigilada por la policía y a la luz del día.

Los trabajadores de prensa esperan que las autoridades que tengan incumbencia y, fundamentalmente, las empresas periodísticas --principales culpables de la situación de explotación laboral-- asuman la responsabilidad social que les cabe. Que definitivamente destierren una práctica que sólo responde a intereses de lucro propio: no beneficia a los trabajadores ni a la sociedad chaqueña, que necesita del compromiso de todos para construir un Chaco con justicia social, igualdad, respeto por la diversidad, sin exclusiones de ninguna naturaleza.

Ese día los trabajadores de prensa podremos recuperar los motivos para celebrar".

Comentá la nota