Pericia contundente

La resolución de Carola se basó en la pericia oficial, que fue entregada la semana pasada. Los peritos determinaron que hubo "fallas estructurales" en la construcción del edificio que se voló con la tormenta que atravesó la localidad el pasado 30 de enero.
El informe final de la pericia está firmado por el arquitecto Tobías Garzarón y la ingeniera civil Patricia Rosón. "A nuestro criterio -dice en la parte final del informe- el fenómeno meteorológico que produjo voladuras de techos y arrancó árboles a su paso fue simplemente el disparador que puso de manifiesto falencias estructurales descriptas ya que, las condiciones en las que fue materializada la estructura, en lo que respecta principalmente a las vinculaciones (coumnas-bases, columnas-vigas superiores) denotaba por si solo un peligro latente, porque en lugar de trabajar como una estructura hiper-estática (tal cual se planteó para su cálculo) el modo de ejecución la transformó en una estructura hipostática, es decir, que carece de estabilidad estructural desde el punto de vista constructivo".

La pericia detectó irregularidades en los materiales (se verificaron modificaciones de los materiales propuestos en la ejecución de los cerramientos laterales longitudinales); en el diseño (falta de elementos previstos en el interior del sector, se verificó la falta de ejecución de las graderías, diseñadas a lo largo del cerramiento correspondiente a la medianera), estructura (no existió coherencia entre el diseño propuesto en el pliego y el cálculo presentado por la contratista), documentación de obra (falta de registro en los libros pertinentes y en los informes mensuales de los cambios existentes en la materialización y ejecución de las distintas etapas de la obra), y planos (falta de sellados y aprobación de los planos anexados al expediente y la falta de planos conforme a obra).

Comentá la nota