perfil.com * Ultimo Momento * Actualidad o Home o Política o Policía o Sociedad o Mundo o Economía o Las más leídas o Archivo de Noticias * Edicion Impresa

 perfil.com      * Ultimo Momento     * Actualidad           o Home           o Política           o Policía           o Sociedad           o Mundo           o Economía           o Las más leídas           o Archivo de Noticias     * Edicion Impresa
Al comisionado Roque Luján lo acusan de encubrimiento en el secuestro. Además procesaron con preventiva al subteniente Jorge López y al ex cabo José Pardini.
El comisionado Roque Luján, jefe de la Distrital de Berazategui, fue detenido por orden de la Justicia, acusado de encubrimiento en el caso del secuestro extorsivo del empresario Leonardo Bergara, informaron voceros policiales. Además, los dos últimos policías detenidos por el secuestro fueron hoy procesados con prisión preventiva por el juez federal de Quilmes, Luis Armella, y quedaron alojados en el Complejo Penitenciario de Marcos Paz, se informó en los tribunales.

Se trata del subteniente Jorge López, en cuya casa de la localidad bonaerense de El Pato, partido de Berazategui, fue encontrado Bergara, atado y encapuchado, y del ex cabo José Pardini, imputado luego de que de un teléfono celular a su nombre se registraron llamadas extorsivas a la familia del secuestrado.

El magistrado ordenó la detención del comisionado Luján, por considerarlo partícipe del encubrimiento del secuestro extorsivo.

Luján, el quinto policía detenidos durante la investigación, era el jefe directo de tres de los procesados en el caso. Tras la decisión del magistrado, el ministerio de Seguridad bonaerense que conduce Carlos Stornelli, a través de la Auditoría General de Asuntos Internos, dispuso desafectar de sus funciones al subteniente López, quien se desempeñaba en la subcomisaría de El Pato.

Los abogados de los dos policías -que en sus respectivas indagatorias se declararon inocentes- adelantaron que apelarán la medida dictada por el magistrado, que los imputó por "secuestro extorsivo agravado, privación ilegal de la libertad y robo calificado", entre otros delitos.

Poco antes de la resolución judicial, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, había reiterado: "Quiero que se esclarezca esto y que vayan presos los responsables". Y tildó de "extrañas" las características del secuestro, entre otras cosas, "por estos policías que están detenidos".

Con Pardini y López ya son cuatro los policías procesados con prisión preventiva por el secuestro del empresario Bergara (37), liberado el sábado 24 de enero pasado tras 33 días de cautiverio y luego de que su familia pagara 230.000 dólares de rescate (200.000 en billetes y el resto en joyas). Los otros procesados son el oficial Víctor Vega, quien se desempeñaba en el Gabinete Criminalístico de la Policía Distrital de Berazategui, y el teniente Diego Maximiliano Costa, del servicio de calle de la comisaría primera de Quilmes.

En tanto, el juez Armella continuará al frente de la investigación al rechazar un pedido de recusación presentado por el abogado de Pardini, Gabriel Tartaruga. La presentación fue realizada a raíz de que en el marco de una causa anterior que investigaba, el juez Armella presentó una demanda por coacción, ya que había sido amenazado de muerte vía telefónica y luego se determinó que la llamada habría salido de un teléfono de Pardini, un ex miembro de la Bonaerense exonerado en 1991.

La semana pasada la fiscal federal de Quilmes, Silvia Cavallo, se había pronunciado en favor de que el magistrado siga a cargo de la investigación. "Seguimos insistiendo en la inocencia de López", dijo su abogado Andrés Vitali, y señaló que su cliente "desconoce por qué Bergara apareció en su casa", donde el viernes de la semana pasada la Justicia realizó una inspección ocular con la intervención de un cerrajero.

El letrado reiteró que la puerta de acceso a la vivienda de López, una de cuyas llaves tenía el policía y otra un albañil que realizaba refacciones, fue violentada por desconocidos para esconder allí a Bergara. En su indagatoria, López había dicho que le "plantaron al secuestrado".

Sin embargo, trascendió que las pericias habrían determinado que la puerta había sido abierta normalmente. Pardini, en tanto, fue detenido al detectarse que desde un teléfono celular a su nombre se habían hecho dos llamados extorsivos a la familia de Bergara. Además, en una remisería de su propiedad, situada en Florencio Varela, se secuestraron dos automóviles Renault 9 a nombre de familiares suyos, ya que los investigadores sospechan que uno de los vehículos habría sido usado para trasladar a Bergara el 22 de diciembre último en cercanías de su casa de la localidad bonaerense de Ranelagh, partido de Berazategui.

Comentá la nota