Perfil de un interventor: Ese extraño doctor Miguel Aldet

Perfil de un interventor: Ese extraño doctor Miguel Aldet
Hace una semana fue designado normalizador del comité de distrito • Hace dos años realizó el mismo trabajo en San Martín • Confeso alfonsinista y amante del Turismo Carretera.
El viernes pasado tuvo un contacto distante con los medios. Se mostró cauto a la hora de opinar y evitó hacer cualquier tipo de afirmación que genere suspicacias.

Y es que para Miguel Néstor Aldet, no es nueva esta tarea de normalizar un Comité. En el año 2007, cuando el sector que lideraba el partido compró el boleto para la Convergencia Plural y se pasó a las filas del intendente Ivoskus, el Comité Provincia no dudo en intervenir.

En ese momento –como ahora- hubo unanimidad en designar al doctor Aldet para la tarea. En ese momento logró una lista de consenso. Pero nada es igual en política.

El interventor dijo que vendría una o dos veces por semana y que aspira poder dialogar con todos los sectores. Seguramente no será difícil que lo atiendan, pero sí arribar a consensos.

Y es que la intervención se dio por una diferencia entre los sectores encabezados por Ignacio Respuela y Juan Manuel Torres.

Era un secreto a voces que Pancho no estaba de acuerdo con la conducción que asumió el año pasado. A tal punto fue así que Torres no estuvo presente. Y eso fue un detalle que casi todos tuvieron en cuenta.

A Aldet le tocará ahora intentar reconciliar a ambos sectores y todo ello antes de las elecciones en las cuáles se elegirán los candidatos a concejales y consejeros escolares para octubre, oportunidad en la cual –en Mercedes- también se elegirán autoridades partidarias.

Lamento

Aldet aún lamenta no haber podido votar al doctor Raúl Alfonsín en las elecciones del 83. Ya en esos años militaba arduamente en la Juventud Radical. Alternó sus estudios de abogacía en la Universidad de Morón con una activa militancia en la Franja Morada. A pesar de sentirse un hombre del interior, afianzó lazos en Morón donde –actualmente- se desempeña como asesor jurídico del municipio.

De carácter campechano y trato afable, es amante del Turismo Carretera, a tal punto que tiene un Falcón Sprint de los 70 al que le dedica parte de su tiempo libre.

Desde hace mas de 10 años se sumó al proyecto de Ricardo Alfonsín, y es incansable en su prédica de anteponer el Partido a las líneas internas, ya que según sostiene, la UCR se ha transformado en una “federación de partidos” en la que la pertenencia a los sectores es más fuerte que la pertenencia al Partido mismo.

A nivel político, sostiene que la inclusión de la UCR en la Internacional Socialista con una clara orientación de centroizquierda, es todo un posicionamiento que define de qué lado deben estar los radicales.

Difícil

Ahora le toca la difícil tarea de normalizar el partido en la ciudad de Mercedes. Ya ha expresado públicamente que no viene en nombre de un sector interno, sino con un mandato del Comité de la Provincia, que es el de lograr un consenso lo más amplio posible a fin de posicionar a la UCR como una alternativa firme de cara a las elecciones que se avecinan.

Y dicen que eso estuvo haciendo la semana pasada: hablando con algunos actores de la ciudad para empezar a entender porqué este histórico partido hoy tiene un solo concejal en el HCD y se encuentra fracturado.

Difícil la tarea de Aldet pero, quienes lo conocen, aseguran que a su afabilidad solo lo supera su empecinamiento. Y que si hay alguien capaz de juntar los pedacitos de radicalismo dispersos por la ciudad, ese es Miguel Aldet.

Comentá la nota