Pérez molesto con 'los pícaros que meten cizaña dentro del Pj'

El Jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez, negó hoy que haya rebelión dentro del peronismo como consecuencia de la comentada reunión en Pinamar, pero se mostró molesto con "algún pícaro" que –dijo- "utilizó una reunión con alguna cosa que se haya dicho para tener protagonismo y meter cizaña".

"Como algunos han perdido protagonismo político, de gestión y mediático, acuden a este tipo de cosas que no le hacen bien a nadie, ni siquiera a ellos", aseguró Perez, al ser consultado acerca de la polémica que se generó dentro del partido, como consecuencia de las publicitadas –y sobredimensionadas por los diarios- críticas hacia la gestión provincial de Daniel Scioli, y particularmente al estilo de conducción de Néstor Kirchner.

En una entrevista con la agencia de noticias bonaerense DIB, el funcionario provincial se mostró así molesto con los operadores de la supuesta rebelión bonaerense, pero descartó que la posición adoptada por un sector del oficialismo en diputados pueda resentir la relación del Ejecutivo con la Legislatura provincial: "Nosotros nos sentimos totalmente acompañados por nuestro bloque en todas las leyes, y esa es la horma objetiva que tenemos de medir eso".

De esa forma, Alberto Pérez medió en la polémica desatada en el PJ bonaerense y criticó, elíptico, a los supuestos voceros del presunto malestar, el propio titular del bloque de Diputados bonaerense, Raúl Pérez y su conductor local, Pablo Bruera, y el mandamás del cuerpo, Horacio González.

Pérez, reclamó "no ser tan tajante" rotulando a los dirigentes díscolos que reniegan del Gobierno Nacional, pero aceptó que algunos jefes comunales como el de La Plata, Pablo Bruera "no sé si es opositor", pero tiene "algunas posiciones discordantes" con el oficialismo.

Más distante se mostro el Jefe de Gabinete en la relación con el titular del bloque oficialista de Diputados, Raúl Pérez: "tenemos diálogo en cuanto a su rol como presidente del bloque", aseguró, tras lo cual aclaró "si su desarrollo territorial impidiese tener una buena relación con él, se analizará en su momento".

Crítico aunque mesurado, Alberto Pérez le reclamó además al intendente de Tigre, Sergio Massa, que se "defina" en su relación con el oficialismo a quien alistó entre aquellos intendentes que caen "en la picardía, que lo mucho que han hecho los gobiernos nacional y provincial lo asumen como algo sólo propio, y las cosas malas que pasan se las adjudican a la Nación y a la Provincia". "No conozco a nadie que esté articulando con él", aseguró, haciéndose el distraído, Pérez.

ELECCIONES EN PINAMAR

En otro tramo de la entrevista con la agencia DIB, Pérez ratificó el apoyo del Gobernador al vecinalista Blas Altieri e insistió en que Porreti "no puede" presentarse en los comicios, aunque negó que esa situación provoque un enfrentamiento entre el Gobernador y su vice.

"Las relaciones son excelentes, no hubo, no hay ni habrá roces políticos" con Balestrini, aseguró Pérez, tras lo cuál justificó la posición del titular del Senado porque –dijo- "como presidente del Partido (en la Provincia) tiene que intentar ultimar las posibilidades de que el presidente del Partido (en Pinamar), que es Roberto Porreti, pueda ser candidato"

"Nosotros consideramos que (Porretti) podría no estar habilitado por su situación judicial, y ante un vecinalista que ha sabido jugar políticamente con el PJ, como Blas Altieri, el Gobernador lo ha tomado como una posibilidad cierta", aseguró Alberto Pérez.

Comentá la nota