Pérez insiste en que son militantes de Unión PRO

En diálogo con LaTecla.info, el jefe de Gabinete, Alberto Pérez se refirió al escrache al gobernador Daniel Scioli e insistió en que "fueron 5 o 6 personas con huevos, ligados a De Narváez y a Biolcatti".
"Fue un hecho menor, pero la violencia debe frenarse. Queremos llevar tranquilidad a la gente y condenar la violencia", dijo Pérez, quien aseguró que "no fue un escrache al gobernador porque se trató de un grupo minoritario de la sociedad. Fue un hecho de violencia".

Sobre los agresores, el funcionario explicó que "fueron Rafael Bobe, hijo del vicepresidente de la Sociedad Rural; Guillermo Langa y Joaquín Ibarbia, ambos fueron fiscales del PRO en las últimas elecciones. Eso está en manos de la Justicia. Nosotros hacemos una condena política porque fue un hecho de violencia y porque tuvo una intencionalidad sectorial, porque forman parte de la Sociedad Rural de Biolcatti, porque son militantes del PRO, porque fueron fiscales del partido de De Narváez en las últimas elecciones".

El jefe de Gabinete aclaró que "no queremos hacer una utilización política de esto porque nosotros queremos condenar la violencia, más cuando es política. En la campaña uno tiene que exponer ideas y contar lo que está llevando a cabo. Cualquier signo de violencia no hace más que desvirtuar y volver a momentos oscuros de la Argentina".

"La gente de Lobería nos indicó que son militantes de Unión Pro. Fueron fiscales en las elecciones de 2007. En este caso no solo hubo militantes, sino candidatos del PRO. Lo mismo ocurrió en Chacabuco. Son los propios candidatos del PRO surgidos de la Sociedad Rural que van a insultar y a agredir verbalmente al gobernador", reiteró.

Por último, Pérez reconoció que "en los últimos 20 días recorrimos 35 municipios y sólo tuvimos problemas en Chacabuco, Chascomús y Lobería, donde grupos muy minúsculos de 10 personas politizadas buscan generar disturbios. La mayoría de la sociedad nos acompaña políticamente".

Comentá la nota