Pérez Catán: "Maestro sale a ver si puede captar votos".

«Evidentemente Maestro arranca con estas diatribas orientado a un debate interno que hay en el radicalismo, y él expresa claramente como en una queja, esta cuestión de que él no va a ser parte del diálogo porque no es parte del partido». De este modo analizó el ministro de Gobierno, Máximo Pérez Catán, las declaraciones de Carlos Maestro sobre el fracaso del diálogo convocado por el oficialismo.
Pérez Catán, quien actuará como coordinador del diálogo, sostuvo además que «en el radicalismo hay una pelea en ciernes por las candidaturas más importantes que están en juego en este año, y en este contexto (Maestro) sale a ver si puede captar en la interna radical a quienes son opositores más férreos».

De este modo, continuó el funcionario, el ex gobernador «bastardea una circunstancia esencial en cualquier proceso electoral al inicio de todo proceso», y agregó que «si algunas de las cuestiones en discusión es la conveniencia o no de la reforma de la Constitución, amerita un diálogo».

Recordó también que «cuando el gobernador Maestro estaba en el poder también él, sus ministros y los legisladores, entre los cuales por ejemplo estaba Cimadevilla, también denostaban la actitud crítica de los dirigentes del justicialismo en su momento».

Pérez Catán descartó que este tipo de declaraciones empañen el diálogo, ya que dijo, «la convocatoria está formalizada, creo que es un espacio a aprovechar, creo que es un espacio importante también para que el radicalismo pueda salir a plantear a sus afiliados y a la gente que busca su preferencia electoral cuál es la agenda de los temas que cree importantes para tratar».

Finalmente, respecto al planteo que inició Solari Yrigoyen sobre la necesidad de una disculpa pública por agravios realizados en el pasado al radicalismo, Pérez Catán aclaró que «la calificación no es genérica, fue por un acontecimiento puntual, fue por un hecho específico y estaba destinada a una persona en particular. Con lo cual tendrían ellos que acercarnos puntualmente cada acontecimiento para que nosotros podamos, si cabe el caso, disculparnos».

Comentá la nota