Pereyra: "Casi no se perdieron empleos"

NEUQUÉN (AN).- El secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro y Neuquén, Guillermo Pereyra, señaló que pese a la peor crisis del sector petrolero vivida en años, durante 2009 "casi no se perdieron puestos de trabajo".

Auguró para 2010 un restablecimiento de las mejores condiciones, "de forma paulatina", a partir de las exploraciones anunciadas por YPF y otras empresas del sector con el objetivo de encontrar nuevos yacimientos de hidrocarburos.

Pereyra, en diálogo con este diario, subrayó la actitud de "los compañeros petroleros, que supieron comprender que el preventivo de crisis era la herramienta adecuada para evitar los despidos" y una vez superado el peor tramo de la crisis "empezar a recuperar el nivel de los ingresos". Mediante este instrumento acordado con empresas y los gobiernos provincial y nacional, los salarios sufrieron un recorte drástico: el objetivo era preservar puestos laborales.

Este año el sindicato volverá a sumarse a una negociación paritaria, según anticipó Pereyra, al ser consultado sobre cómo actuará la variación de precios que se viene constatando en los últimos meses, en un eventual pedido de aumento a las petroleras.

"Vamos a discutir condiciones de trabajo, y seguramente algún incremento", dijo Pereyra.

Aseguró que "vemos que la actividad comienza a retomar sus niveles normales, están saliendo a trabajar casi todos los equipos que estaban en producción hasta el momento que comenzó el tramo más duro de la crisis".

Durante el último semestre de 2009, el sector petrolero en esta provincia arrastró en su caída -producto en parte de la baja en el precio del barril del petróleo por la entrada en recesión de buena parte del mundo- a la actividad económica provincial.

Para solucionar el parate intervino el gobierno nacional con planes de estímulo para las empresas.

Comentá la nota