Perés, en la cuerda floja

Natalio Perés y Rubén Rivero quedaron en la cuerda floja: el procurador general Mario Bongianino pidió la destitución del presidente del Tribunal de Cuentas y de su vocal, al formularles la acusación en el marco del jury por los descontroles en el Instituto Provincial Autárquico de la Vivienda.
Los dos funcionarios serán sometidos a un juicio oral y público en la Cámara de Diputados, debido a que el jurado ordenó la formación de una causa por un delito no identificado, pero que figura en la Ley 313 de Jurado de Enjuiciamiento.

De acuerdo a lo que trascendió ayer, en la presentación que hizo el viernes pasado, el procurador adelantó el pedido de destitución contra Perés y Rivero. Bongianino no habló de delitos ni mencionó ninguna figura del Código Penal, sino que sólo habría manifestado que un jury juzga la responsabilidad política y no penal de los funcionarios.

Ahora, Perés tiene hasta el viernes 31 de octubre a la mañana para presentar su defensa ante la acusación presentada por Bongianino. El vocal Rivero se encuentra en la misma situación y tiene el mismo plazo. Posteriormente, habrá otros 15 días más para aportar y seguir acumulando pruebas. Finalmente, se llevará a cabo el juicio en la Legislatura.

Comentá la nota