Peregrinarán pidiendo por el ánimo de los productores.

La procesión será de 15 kilómetros hasta la parroquia de la Inmaculada Concepción.
Vecinos de Villa Urquiza y zonas aledañas peregrinarán el sábado 31 desde las 5 pidiendo por tres cuestiones fundamentales: que el ánimo de los productores no decaiga ante la adversidad, por la llegada de la tan ansiada lluvia, y por una política agropecuaria más justa.

Vecinos de Crespo, Viale y Aldea San Antonio recurrieron hace un tiempo a la oración y a peregrinar, desesperados por tanta sequía. “Ya no sólo pedimos por el agua, estamos muy preocupados por los ánimos de los productores ante una situación tan adversa que les toca vivir y queremos pedir por la calma, resignación y esperanza para todos”, explicó a UNO la concejal Liliana Rivero.

Por su parte el padre José Carlos Wendler, por estos momentos cura párroco de la zona, (por disposición del arzobispo de Paraná, Mario Maulión en los próximos meses el sacerdote se hará cargo de la parroquia Nuestra Señora de Luján, de Paraná, mientras que el padre Rubén Schmidt, recién llegado de Italia, se hará cargo de la parroquia de Villa Urquiza), indicó a UNO que, tanto la novena que se inició el viernes pasado en los distintos parajes cercanos a Villa Urquiza, como la peregrinación de 15 kilómetros que se realizará desde Colonia Nueva hasta la parroquia Inmaculada Concepción de María, de la localidad turística tendrán tres intenciones concretas: “Son para pedir porque el agua finalmente caiga sobre los campos, aunque las cosechas ya están perdidas, para mantener el ánimo de los productores y por una política agropecuaria justa”, sostuvo el sacerdote.

Luego destacó que “es muy fuerte la preocupación por las personas, por las familias y por la integridad de ellas, por el ánimo que hay en estos días entre los colonos y entre quienes, directa o indirectamente, están relacionados con el trabajo rural”, mencionó.

Para el sacerdote es fundamental, hoy más que nunca, lograr “el bienestar espiritual a la gente. Es importante que los trabajadores se sientan acompañados unos por otros, por toda la comunidad social y cristiana”.

La novena

El viernes se inició una novena en todos los parajes y localidades de la zona, tales como Villa Urquiza, La Balsa, Paso de la Arena, Puente Carmona, La Picada, Colonia Celina, Colonia Crespo y Colonia Nueva, y el sábado 31 se realizará la peregrinación. Unos de los puntos principales de partida será la gruta, ubicada a metros del acceso a Villa Urquiza, en Colonia Nueva, además desde las otras colonias, los vecinos se irán organizando para sumarse a la caminata, que culminará a las 9 aproximadamente, en la parroquia Inmaculada Concepción con la celebración de la Santa Misa.

“La peregrinación que haremos es la que regularmente hacemos cada 8 de diciembre, en honor a la patrona de nuestro pueblo, pero esta vez el sacrificio lo hacemos para que se acuerde de los campesinos. Caminaremos junto a San Isidro Labrador, a la Virgen Nuestra Señora de Luján y a la Inmaculada Concepción de María”, indicó Rivero.

Y recalcó: “La idea es pedir sobre todo por el fortalecimiento de las familias en una situación tan difícil como la que están pasando. Viene el otoño e invierno, y el estado de los distintos rubros productivos es calamitoso”.

La iniciativa la tuvieron un grupo de mujeres de productores, preocupadas por la situación angustiosa que se vive en el seno familiar a causa de las pérdidas económicas.

Comentá la nota