Perdonan multas al trabajo en negro.

Perdonan multas al trabajo en negro.
La condonación de la infracción fue dispuesta por la Nación y "busca fomentar el empleo".
El beneficio será para las firmas que mantienen el número de operarios que por lo menos tenían en noviembre de 2008.

La amnistía dispuesta por el Ministerio de Trabajo de la Nación para las pequeñas y medianas empresas que hayan sido multadas por tener trabajadores en negro, ha creado una marcada expectativa ya que el costo laboral de una PyME implica una importante variable adicional sobre la planilla salarial.

Serán beneficiarias las empresas que mantengan al menos la misma cantidad de empleados que en noviembre de 2008.

Si un empleado gana, por ejemplo, $1.000, el empleador tiene un costo final de $1.700 porque el 70% de esa cifra es tributada como aporte patronal en distintas obligaciones fiscales.

El perdón a las multas ha sido establecido en una resolución de la cartera laboral -de dos semanas atrás, publicadas en el Boletín Oficial- que reglamenta cómo los empleadores podrán cumplirla de acuerdo a una serie de requisitos.

La iniciativa del organismo se encuadra dentro de "los planes de fomento del empleo decente", compromiso al que adhirió Argentina como miembro de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Serán beneficiadas solamente las empresas que blanqueen trabajadores que están en negro o las que contraten nuevos operarios.

El descuento es del 50% del valor de las contribuciones a la seguridad social durante el primer año de la relación laboral, y del 25% durante el segundo año.

Luego de otorgado el incentivo, la PyME deberá demostrar que realmente no redujo su plantilla laboral; además, se le dará un plazo de 90 días para contratar personas y poder mantener el descuento de las contribuciones.

Para contar la cantidad de empleados de una compañía, no se tendrá en cuenta a trabajadores eventuales.

Trabajadores en negro

Se define trabajador en negro a los empleados con relación de dependencia que no tienen beneficios laborales registrados y cobran significativamente menos que los empleados que están en blanco.

El problema arrancó en la década del 90 pero se multiplicó con la caída del régimen de convertibilidad.

Luego, mejoraron las registraciones pero las turbulencias financieras de 2008 pusieron otra vez en la mira, los logros del blanqueo y el aumento de la informalidad.

El empleo en negro está caracterizado como "frágil" por el derecho laboral, ya que el trabajador no goza vacaciones, salario familiar, y de las coberturas de la seguridad social, entre ellas, la protección de las ART.

Comentá la nota