"Perdieron por paliza y en 2011 van a perder otra vez"

El cineasta y electo diputado porteño calificó de autoritaria la gestión de Alperovich. El titular de Proyecto Sur advierte que el nivel de pobreza es escandaloso y que la reforma política es un nuevo Pacto de Olivos.
Fernando "Pino" Solanas gesticula con vehemencia. Se desprende de sus conceptos con la misma soltura con que un buen actor interpreta el texto asignado y critica con la misma crueldad que un director de cine reprende en un set de filmación. "Que arreglen ellos todo lo que hicieron. Son los responsables de la degradación y del vaciamiento del país", achacó con firmeza cuando LA GACETA le pidió una opinión acerca del kirchnerismo y del Partido Justicialista (PJ).

El diputado nacional electo por la Capital Federal vino ayer a Tucumán para presentar su último filme, "Tierra sublevada, oro impuro", y para apuntalar su espacio político, Proyecto Sur. Acompañó a los autoconvocados de la salud, mantuvo reuniones con dirigentes y debatió con estudiantes acerca de los daños que provocan los proyectos mineros.

¿Desestabilización?

La visión que el ex candidato a Presidente en 2007 tiene de la gestión oficialista es nefasta. A tal punto, que le pronostica una derrota aplastante en 2011.

"Hablan de desestabilización, pero sólo es una payasada más. Hace varios años que Néstor Kirchner sólo chantajea a la sociedad; y así le va. ¿Dónde está el talento político de Néstor Kirchner? Viene de basurear a la ley electoral para perder frente a un 'Don Nadie' (N. de la R: en alusión a Francisco de Narváez). Acá no hay desestabilización, todo esta conflictividad social la provoca la torpeza y la falta de iniciativas productivas de este Gobierno, que después de seis años fue incapaz de relanzar industrial y productivamente al país", cuestionó. Luego, remató: "le pretenden tirar la pelota al bloque de la oposición, pero por favor... así les fue, perdieron por paliza en todas partes. Y En 2011 van a perder otra vez, los vamos a derrotar con una lluvia de votos", auguró.

Sin rumbo

Solanas retoma el análisis acerca de la actual convulsión social y advierte que esta situación se podría haber evitado.

"Los números ya venían anunciando que en el segundo semestre el Gobierno iba a entrar en el rojo financiero, y esa es una de las razones por las cuales se anticiparon las elecciones. A eso hay que sumarle dos factores muy graves. El primero, que el Gobierno no cambió de proyecto político. Por ejemplo, no toma rentas excepcionales -que las hay- para hacer frente a los conflictos o para hacer inversiones productivas. Lo único que hizo fue manotear los fondos de la Anses. Y el segundo factor es que estamos frente a un Gobierno que está acostumbrado a patear para el costado la pelota, que no resuelve problemas", razonó.

El referente de centroizquierda califica al gobierno de los Kirchner como clientelista, y con esa descripción justifica la falta de decisiones políticas. "Del 55% al 60% de los trabajadores está en negro, la tasa de desocupación es altísima y hay cinco millones de indigentes. Es escandaloso. Habría que preguntarle a ellos por qué no cambian. La alianza de poder del kirchnerismo es con los grandes bancos, con las petroleras, con las mineras y con las agroexportadoras", denunció, antes de reprochar las prioridades de la actual gestión. "Cómo puede ser que hayan impulsado el pago a los bonistas. Es un disparate, supongamos que pagaran U$S 10.000 millones, ¿cuál es la prioridad? Después la Presidenta dice que no hay dinero para dar la asignación universal a todos los argentinos", ironizó.

Contrapeso

La lista del debe kirchnerista, a criterio de Solanas, es extensa. Y entre las tantas faltas, mencionó la mala distribución de los ingresos entre las provincias.

"La coparticipación federal no se abre en la Argentina desde los 80, ¿por qué no se coparticipa el Impuesto al Cheque? Encima, uno ve la torpeza política y el autoritarismo de los gobiernos provinciales que optan, como José Alperovich, por la vía de la represión. Es una locura, es lamentable, deplorable. La socia del señor Alperovich se llama Cristina Fernández de Kirchner. ¿Qué votan los legisladores de Alperovich? ¿Y entonces? Son los responsables de esta crisis, y ahora, encima, criminalizan la protesta", sentenció.

De cara al futuro mediato, el titular de Proyecto Sur vaticina un panorama alentador luego del recambio del 10 de diciembre en el Congreso. "El nuevo Congreso será mucho más interesante que el anterior, porque se acabará la máquina de 'levanta manos' y de llevarse a todos por delante. Va a haber cierto contrapeso", presagió el diputado electo.

En la misma línea, confirmó el trabajo conjunto que encararán con el socialismo y con el Frente Cívico del cordobés Luis Juez y que empezará con el rechazo a la reforma política. "La reforma política es la reforma del bipartidismo; el PJ y la UCR quieren invitarnos a 'bailar el tanguito del Pacto de Olivos'", alertó.

Comentá la nota