Se han perdido más de 400 puestos de trabajo

En la Uocra hay alarma por la paralización de la obra pública apenas mitigada por el sector privado.

Los directivos electos de la Uocra Jujuy expresaron su preocupación por la pérdida de más de cuatrocientos puestos de trabajo y por la paralización por falta de fondos de varias obras públicas que se venían ejecutando en la provincia.

En Jujuy, desde diciembre de 2008, se redujo casi un 30% la mano de obra y muchos trabajadores perdieron su fuente laboral. Si bien la obra pública tuvo un fuerte cimbronazo, los emprendimientos del sector privado contribuyeron para que la ocupación no cayera estrepitosamente.

"Sin las iniciativas particulares, que absorbieron gran parte de la mano de obra desocupada, el panorama hubiera sido más complejo", aseguró ayer en declaraciones a la prensa José Luis Velásquez, actual secretario adjunto de la entidad de la construcción y flamante secretario general electo. El directivo, junto a otros candidatos que lo acompañaron en las elecciones de diciembre último, calificó de preocupante la paralización de algunas obras que venía ejecutando el Instituto de Vivienda y Urbanismo y la demora en el pago de certificaciones y programa nacionales como Promeba (Programa de Mejoramiento Barrial) y Mejor Vivir.

Velásquez refirió que la preocupación de la nueva comisión directiva, que vale recordar asumirá el 22 del actual en coincidencia con la celebración del Día de la Construcción, fue trasladada hace un par de semanas al ministro de Infraestructura y Planificación de la provincia, Fernando Frías. En ese sentido, comentó que hasta el momento no hubo comunicación de ninguna naturaleza con el titular de esa cartera y que al sector le preocupa que el funcionario haya asegurado en diversas notas periodísticas que el nivel de la obra pública en Jujuy se mantenga en un nivel aceptable.

"Con insistencia se escucha a través de los diferentes medios de comunicación que los pagos por las certificaciones de obras estaban al día y que hay obras que se están ejecutando en distintos puntos de la provincia, pero esto no es así ya que se están debiendo dos meses del Promeba y del Mejor Vivir y una certificación por la construcción de viviendas", agregó.

Consultado sobre las gestiones que viene realizando la dirigencia de la Uocra en pos de resolver esta situación, Velásquez reiteró que de los contactos efectuados en las últimas semanas sólo se consiguió una contestación por parte del titular del IVUJ, Luis Cosentini. "Tenemos la palabra del funcionario sobre fondos que se habrían obtenido a nivel nacional para la continuidad de algunas obras", acotó, al tiempo de afirmar que lo conseguido no es suficiente para llevar tranquilidad a la familia de la construcción.

Respecto a las obras proyectadas para Jujuy, entre ellas el puente sobre barrio Norte y río Xibi Xibi, la segunda etapa del acceso sur y la autopista San Pedro - Libertador, el dirigente sostuvo que son obras viales que cuentan con el proyecto y el correspondiente aval a nivel nacional, aunque no así con el financiamiento respectivo para su ejecución.

En cuanto a la paralización de algunas obras, Velásquez mencionó que el problema obedece a la falta de recursos para continuar los trabajos. "No sé si las gestiones de la provincia han fracasado a nivel nacional o si las mismas no se están haciendo como corresponde", subrayó e indicó que un indicio de ello es que los programas nacionales se están pagando con normalidad, mientras que las obras que ejecuta la provincia no se están liquidando.

Advirtió que hay un gran descontento en el sector por la paralización de la obra pública y que también prima entre los constructores una sensación de desconcierto "cuando escuchan a un funcionario provincial que asegura que la construcción en Jujuy no sufrió el impacto negativo de la crisis".

Comentá la nota