Las pérdidas por la sequía alcanzan los $ 930 millones.

La Comisión Provincial de Emergencia Agropecuaria se reunirá en la jornada de hoy. Analizará los pedidos de incluir más zonas en el rango de desastre agropecuario. Definirá lo que ocurre con los departamentos Maracó y Realicó, que también padecen la sequía pero no están en la actualidad en emergencia. Por las últimas lluvias podrían seguir con el estatus de normales.
Las pérdidas de los productores pampeanos provocadas por la sequía alcanzan a 930 millones de pesos, según las estimaciones del Gobierno de La Pampa. La cifra corresponde a un estudio realizado por los técnicos de la Secretaría de Hacienda, según informó el ministro de la Producción Abelardo Ferrán.

Las estimaciones incluyen las pérdidas por liquidación de hacienda, vacas de descarte, hacienda mal vendida, poco pesos, vacas muertas y las pérdidas de la agricultura. Ferrán participó ayer de la reunión de la Comisión de Emergencia Agropecuaria Nacional en la que presentó el último decreto, del 14 de enero, que establece la emergencia y desastre agropecuario en el 91 por ciento del territorio provincial.

Explicó que “nosotros ya habíamos presentado dos decreto de abril y julio de 2008 que ya habían sido homologados”. Ahora la emergencia se amplía al 31 de marzo de 2009.

En el anterior decreto la zona bajo emergencia totalizaba el 96% del territorio provincial. Pero como en diciembre hubo lluvias, ahora no fueron incluidos los departamentos Quemú Quemú y Realicó.

Ferrán explicó que “el decreto de la presidenta acelera los tiempos. Ahora no necesitan pasar por todos los ministerios para que sean aprobados”.

La declaración de emergencia agropecuaria permitirá a los productores, personas físicas y jurídicas, postergar el pago de los impuestos nacionales: a las ganancias, a la renta mínima presunta y a los bienes personales.

Pérdidas

Aunque los detalles serán ampliados en los próximos días, Ferrán dijo que “las pérdidas que estimaron los técnicos de la Secretaría (de Hacienda) indican que las pérdidas del sector alcanzan los 930 millones de pesos”.

El ministro dijo que “esto puede variar. Pero es una cifra aproximada. Los números finales estarán después de la cosecha y de la vacunación de la aftosa. Allí estarán los datos definitivos”.

Este cómputo incluye las pérdidas inmediatas como la mortandad de vientres, los bajos pesos de la hacienda que se comercializa, el gasto de forraje y los granos perdidos por falta de agua.

Otra reunión

En la jornada de hoy se reunirá la Comisión Provincial de Emergencia Agropecuaria. Los departamentos en desastre agropecuario en la actualidad son Hucal, Caleu Caleu y Guatraché. Pero ya hay pedidos para que se incluya un sector de General Campos, en el departamento Atreucó.

Esto será analizado en la reunión de hoy. “No sé si hay más pedidos”, dijo Ferrán ante la consulta de El Diario.

La falta de lluvias en los meses de marzo y abril del año 2008 fue clave para el perjuicio que sufrieron en el año 2008. Todo se agravó con el final de 2008 y los primeros días de 2009, donde siguió la escasez de agua.

Comentá la nota