Las pérdidas económicas alcanzan los $ 5.000 millones y podrían duplicarse

Las pérdidas económicas alcanzan los $ 5.000 millones y podrían duplicarse
Los costos económicos de la Gripe A podrían llegar a los $ 10.000 millones si el brote no cede. Preocupación en el Gobierno, que pidió un informe detallado al Ministerio de Economía
Los teléfonos de las principales consultoras del país no pararon de sonar ayer en medio de clientes inquietos por saber cuál es el potencial impacto del brote de Gripe A sobre la marcha de sus negocios. La respuesta que recibieron, en la mayoría de los casos, no fue alentadora: las pérdidas –en el mejor de los casos– llegarán a los $ 5.000 millones y hasta podrían duplicarse, orillando los $ 10.000 millones si la epidemia se extiende significativamente en tiempo y números de infectados.

Entre los sectores económicos que se verán más afectados figuran el comercio minorista, los hoteles y restaurantes, el transporte público, las instituciones educativas, los establecimientos culturales y la administración pública. Son pérdidas derivadas no sólo del cese actividades o su caída en las ventas, sino también por el menor consumo que generará la baja de ingresos de las personas que pierdan sus trabajos como consecuencia o sean licenciadas con cobro parcial.

Un informe del estudio Orlando Ferreres & Asociados revela que si el brote de Gripe A dura un mes las perdidas superarían los

$ 6.000 millones. Y si se extiende pasado los 45 días este monto podría sobrepasar inclusive los

&&$ 9.500 millones. Para llegar a estas conclusiones, los especialistas simularon caídas en el nivel de actividad de sectores clave de la economía, como los servicios de educación y el comercio.

"El costo final va a estar cerca del 0,5% o 0,6% del Producto Bruto Interno (PBI). Es decir, alrededor de $ 6.100 millones. No creo que esto se extienda mucho más de un mes, contando como inicio la semana pasada", comentó a El Cronista el Economista Jefe de Orlando Ferreres, Fausto Spotorno.

Su diagnóstico coincidió en líneas generales con el de Marina Dal Poggetto, del Estudio Bein. Calculan que en los 15 días que transcurrieron desde que se desató el brote a nivel local las pérdidas que sufrió la economía son de $ 4.594 millones (equivalente al 0,37% del PBI). Alrededor del 27% de los sectores de la economía se verán afectados directa o indirectamente por la expansión de la gripe.

"Para calcular el costo identificamos los sectores directamente afectados por la caída del consumo. En conjunto suman 27% del PBI, aunque el impacto agregado no es pleno, ya que por un lado no se cerró toda la actividad de esos sectores, y por otro lado existen desvíos de consumo entre actividades incluso al interior de los mismos. Se reemplaza el restaurant por el delivery y el cine por el cable o el videoclub", explicó Dal Poggetto. "También hay sectores cuya demanda se ve beneficiada, como aquellos relacionados con cuestiones de salud y limpieza", agregó.

Con reserva, el Gobierno también tomó nota del impacto económico del brote de gripe. Le pidió al Ministerio de Economía, a través del Ministerio de Salud, que elabora un informe sobre las pérdidas que desatará la epidemia. De todas formas, dos factores hacen difícil predecir el efecto final sobre la economía: la imposibilidad de determinar con certeza la evolución que tendrá el número de infectados y, por otro lado, su extensión en el tiempo. El único antecedente es México, donde el brote se llevó medio punto porcentual del PBI. Pero en el caso de Argentina los analistas creen que el golpe será mayor. Porque mientras en México el pico del brote se dio previo al inicio de la primavera, aquí el invierno recién comienza.

Rodrigo Alvarez, de la consultora Ecolatina, cree que el piso de las pérdidas es de $ 4.000 millones. Para el analista, "las actividades productivas se verán afectadas por posibles restricciones y ausentismo laboral". Añadió que "salvo el consumo básico, los demás rubros sufrirán un fuerte impacto".

Comentá la nota