Pérdidas de un banco británico estatizado

Es el Northern Rock, con un rojo en el primer semestre de US$ 1.225 millones.
Los contribuyentes británicos perdieron 1.225 millones de dólares en los primeros seis meses de gestión de 2009 del Northern Rock, el banco nacionalizado en un 100 por 100 por el gobierno británico al inicio de la crisis del credit crunch. Al menos 22.000 de sus clientes no pueden pagar sus créditos hipotecarios en los últimos tres meses frente al desempleo creciente, la falta de trabajo y la recesión en el país.

Esto significa que el número de malos créditos para el banco, especialista en hipotecas especialmente, se triplicó en los últimos seis meses.

El Northern Bank es una institución que nació en Newcastle y era parte de las símbolos más queridos por los Geordies, como se llama a los habitantes de esa región. Cuando colapsó cerca de dos años atrás, no hubo forma de salvarlo y el gobierno decidió nacionalizarlo en febrero de 2008 para sorpresa general. Las pérdidas en el banco se deben especialmente a las consecuencias de la concesión de créditos hipotecarios llamados "Together", que en pleno boom inmobiliario británico, otorgaba a los clientes el 125% del valor de la casa en un mercado sobrevaluado.

El Banco de Inglaterra fue forzado a entregarles 27 mil millones de dólares en fondos de emergencia, antes de que fuera nacionalizado por el Tesoro porque no podían encontrar un comprador. El dueño del banco ahora es el gobierno británico, a quien el banco le debe 17 mil millones de dólares.

Las pérdidas del Northern Rock contrasta con las exhorbitantes ganancias de 10 mil millones de libras del Barclays y el HSBC, dos bancos de la City británica, que rechazaron la ayuda del gobierno durante la crisis.

Comentá la nota