Pérdidas de agua en el barrio Millamapu

Además del líquido potable perdido, el mismo afectó el estado de la calle, que quedó convertida en poco menos que intransitable.
Cuatro días llevaba la pérdida de agua que, por la rotura de un caño, se venía produciendo, hasta ayer, cuando fue reparada, al 1.800 de la calle Spilimbergo, en el barrio Millamapu.

El desperfecto se había originado cuando una máquina municipal realizaba tareas en un terreno baldío del lugar, produciendo la mencionada afectación a la cañería. Más allá del líquido que fluía y se perdía, el mismo generaba una correntada que bajaba desde la altura indicada y recorría, al menos, 500 metros, con lo cual fue generando en la calle una zanja cada vez más profunda y varios baches, dificultando el tránsito vehicular.

"Esa es la consecuencia peor, porque, cuando se arregla la pérdida, la calle queda afectada con esos desniveles y se hace muy difícil circular, sin que nadie se haga cargo de volver a emparejarla", señaló a "La Nueva Provincia" el vecino Pablo Presti, quien, además, se encargó de hacer la correspondiente denuncia de la pérdida ante las autoridades de Aguas Bonaerenses (ABSA).

"Llamé hace cuatro días para informar del hecho, me tomaron la denuncia, me dieron un número de reclamo, pero apenas hoy aparecieron", agregó.

La calle, además, presenta un pésimo estado, desde la avenida 14 de Julio, por cuanto una semana antes de detectarse esta pérdida, ocurrió algo similar con un caño roto a la altura del 1.300 de Spilimbergo, el cual también demoró en ser arreglado, generando una corriente de agua en, al menos, cuatro cuadras, la cual volvió poco menos que intransitable el sector.

Comentá la nota