Pérdidas por 500.000 pesos

(Alpachiri) - La zona rural fue la más afectada por el temporal. El pueblo estuvo 12 horas sin luz y la totalidad de los usuarios rurales fueron afectados. "La gente aún no dimensionó lo que pasó", dijo el gerente de la Cooperativa.
Un vecino de esta localidad alertó ayer a este diario de los graves daños que provocó, especialmente en la zona rural, un fenómeno climático ocurrido el jueves. El gerente de la Cooperativa de Agua Potable y Otros Servicios, Roberto Alderete, dijo que "las pérdidas son cuantiosas" y que "la gente que vive en el pueblo aún no lo dimensionó".

Según precisaron algunos vecinos consultados, la tormenta llegó a Alpachiri aproximadamente a las 20 presentando una inusual conjunción de viento, polvo, granizo y lluvia.

La ingeniera agrónoma Susana Paredes, cuyo campo familiar sufrió importantes daños, le aseguró a LA ARENA que "en nuestra estación meteorológico medimos vientos de hasta 110 kilómetros por hora".

En el pueblo, el viento pareció ser menor que en la zona rural que lo rodea. Dos autos quedaron bajo las ramas y se cayeron una importante cantidad de árboles, fueron los daños más visibles.

Lo más grave ocurrió en la zona rural, especialmente en una franja que cruzó desde el sur entre las rutas 1 y 3. Allí el viento derribó al menos 500 árboles, voló silos (uno fue arrastrado unos 5.000 metros), alambrados y numerosos molinos.

El paso del viento dejó sin luz por 12 horas a Alpachiri y la zona porque un árbol, que cayó, cortó la línea de 33 KW que APE recién pudo reestablecer a las 8 del día siguiente.

Línea eléctrica rural.

El gerente de la entidad solidaria, Roberto Alderete, recorrió con LA ARENA parte de los 20 kilómetros de líneas rurales literalmente destrozadas por el viento. "Quedó afectado el cien por ciento de los usuarios", señaló.

Alderete admitió que los daños son importantes. "Haciendo una cuenta rápida este tornado nos damnificó en medio millón de pesos. Además están las líneas de los 69 usuarios rurales, muchos deberán rehacerlas", se lamentó.

El directivo indicó que los operarios y un equipo contratado están trabajando a destajo, sin embargo encontraron dificultades por las lluvias que han dejado los campos y caminos anegados. En el momento de la recorrida una hoyadora que trabajaba en la construcción de una nueva línea estaba encajada hasta los ejes.

"Hemos tomado contacto con el APE y hemos encontrado muy buena predisposición. Hoy (por ayer) hablé con el administrador, Carlos Llináz, quien me pidió que eleváramos un informe con los daños sufridos y el material que demandaría la reposición del servicio. Nuestra idea es lograr que desde la Provincia nos subsidien estos costos porque sería durísimo para nosotros y también para los usuarios, muchos de los cuales, dada la situación del campo en la zona, no podrán afrontas la situación", reveló Alderete.

"La gente del campo está desolada, además de los daños materiales se llevaron un enorme susto, porque les puedo asegurar que metía miedo. En el pueblo aún no dimensionan lo que pasó, pero para nosotros es de una enorme preocupación", concluyó Alderete.

Comentá la nota