Se percibe una leve baja de casos de gripe A en el laboratorio de Rosario

En el Cemar se analizan 120 muestras por día de Gripe A. "Hace 15 días, 9 de cada 10 muestras que llegaban al laboratorio daban positivo, y durante los últimos días comenzamos a notar una baja", reconoció el director de Servicios de Laboratorio y Análisis Clínico, Gustavo Dit.
En tres salas, donde trabajan seis personas, de 7 a 2 de mañana, se analizan en el laboratorio de Biología Molecular del Cemar, de Rosario, unas 120 muestras de Gripe A por día. Gustavo Dit, a cargo de la Dirección de Servicios de Laboratorio y Análisis Clínico, señaló en diálogo con El Litoral que durante los últimos días se comenzó a percibir una baja en el nivel de personas enfermas con el virus Influenza A. "Hace 15 días, nueve de cada diez muestras que llegaban al laboratorio daban positivo, y durante los últimos días comenzamos a notar una baja, de cinco de cada diez análisis", afirmó.

El funcionario municipal consideró que cuando pase el pico de la pandemia "Santa Fe va a ser una de las provincias con un índice de mortalidad más alto, porque aquí se hacen los análisis. Toda persona que murió y hay sospechas de que pudo ser por H1N1 es estudiada en este laboratorio", explicó Dit.

Desde el 26 de junio pasado, en el Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias de Rosario (Cemar), que depende de la Municipalidad, se empezaron a realizar los análisis de Gripe A. Durante tres días, Sergio Lejona, jefe del laboratorio de Biología Molecular, estuvo en el Malbrán, en Buenos Aires, donde realizó una capacitación para que se pudieran analizar las muestras en Rosario. Aunque el Cemar tiene la infraestructura para realizar este tipo de estudios, le faltaba la tecnología para poder llevar adelante los test de diagnóstico con la metodología de Reacción en Cadena de la Polimerasa en tiempo real (PCR real time). Actualmente, en el laboratorio hay dos máquinas PCR, una que adquirió el Ministerio de Salud provincial, que tiene un costo de 34 mil dólares, y otro aparato que cedió el Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario, una institución que depende del Conicet y de la Universidad Nacional de Rosario (UNR).

El proceso

Dentro del área de Biología Molecular hay tres salas en las que se analizan las pruebas que provienen de distintos puntos de la provincia. En la primera, que es una especie de pecera presurizada se inactiva el virus para iniciar los test. Por la alta peligrosidad de contagio, en esta área trabaja una sola persona con medidas extremas de seguridad. En otro sector, se aplican los reactivos necesarios para el análisis y después se llevan las muestras a las máquinas que tienen el aspecto de una impresora hogareña donde se hace el PCR real time.

"Comenzamos con 40 tests por día, luego se hizo una optimización con 60 análisis y ahora, con esto podemos llegar a 120 por día que nos facilita mucho más la tarea", detalló el funcionario municipal.

"Los resultados de los análisis tardan menos de 24 horas. Esto es muy importante, porque se puede actuar con mayor premura a nivel epidemiológico. Cuando se mandaban las muestras al Malbrán los resultados estaban 10 días después", aseguró Dit, quien dejó deslizar que en el laboratorio enfrentan problemas para adquirir los reactivos para hacer los test. Los inconvenientes mayores están centrados en los complejos trámites burocráticos que se deben hacer en la Aduana en Buenos Aires.

Durante las últimas semanas, según contó Gustavo Dit, arribaron a Rosario una viróloga de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y un miembro del Centro de Control de Enfermedades (CDC en sus siglas en inglés) de Atlanta, Estados Unidos. "Conocieron el laboratorio y supervisaron que nos ajustáramos a los protocolos que han delineado estos organismos. Es muy importante que desde este laboratorio se tejan este tipo de contactos, porque uno cuenta con información de primera línea", advirtió Dit.

Todas las muestras positivas se envían a Atlanta, donde están siendo estudiadas y se está desarrollando la vacuna.

Comentá la nota