La percepción de la gente es que la pobreza crece y se descontrola

El alza del dólar devalúa al peso de manera abrupta y los asalariados son quienes mas sufren las consecuencias. En los últimos días, esos "pocos" centavos que incrementó la moneda norteamericana, proyecta una depreciación del peso cercana al 10 por ciento. Por eso, predecir una crisis, con recortes e inflación, es casi una lógica visión de la realidad.

Y así lo está empezando a entender la opinión pública que, además, nota que los programas sociales no son suficientes para frenar la pobreza que se viene.

El índice de pobreza que mide el cuestionado Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, INDEC, llegaba en mayo pasado en La Rioja al 22 por ciento de su población, mientras que el nivel de indigencia se situaba en el 5,2 por ciento.

A nivel país, la medición rechazada por la iglesia, la oposición y la sensación de la población en general, bajó al 20,6 por ciento entre octubre de 2007 y marzo de este año, desde el 23,4 por ciento registrado durante el primer semestre del año pasado,

Hasta allí las cifras, frías, matemáticas y poco creíbles diseñadas por técnicos y presentadas a la sociedad por políticos empecinados en mostrar que todo va bien, cuando la realidad marca otro camino.

Es que en los últimos meses, la calidad de vida de los argentinos pareció haber ingresado en un tobogán y, encima, la crisis financiera global prendió alarmas sociales en el país y, especialmente, en provincias dependientes de la "caja" nacional como La Rioja.

El alza del dólar devalúa al peso de manera abrupta y los asalariados son quienes mas sufren las consecuencias. En los últimos días, esos "pocos" centavos que incrementó la moneda norteamericana, proyecta una depreciación del peso cercana al 10 por ciento

En ese contexto, la consultora local Tendencias Argentinas pudo determinar, en dos relevamientos socio-poblacionales, que la gente nota un constante avanza de la pobreza y la indigencia y que, además, los planes sociales en marcha no son suficientes para mermar la crisis.

Los encuestadores de Tendencias Argentinas les hicieron preguntas a casi 300 consumidores a la salida de cinco diferentes super e hipermercados de esta capital, durante los primeros días de octubre.

El 60,2 por ciento de los encuestados dijeron notar que la pobreza y la indigencia "avanzan sin control y sin que el Estado pueda hacer lo suficiente para contener sus efectos" y que, por esa razón, "hay cada vez mas pobres".

Otro 21,4 por ciento sostuvo que "la pobreza aumenta porque no hay planes suficientes, pese a los esfuerzos del Estado" y un 9,9 por ciento dijo que "aunque haya pobreza, el Estado la tiene contenida". El resto, casi un 8 por ciento, interpreta que "hay pobreza pero todo mejora y se nota cada vez menos".

Además, un 84,3 por ciento consideró que "el aumento de precios es constante y contribuirá a que haya mas pobres", contra casi un 15 por ciento que opinó lo contrario.

Otro sondeo paralelo hecho esta semana por la consultora entre los lectores de Riojavirtual, dio cifras parecidas y contundentes: mas del 90 por ciento de los casi 1.000 lectores que participaron dijeron que "la pobreza y la indigencia están descontroladas, aumentan y no hay planes suficientes".

En líneas generales, la sensación térmica en la comunidad -según el monitoreo de Tendencias Argentinas- es que "si bien el gobierno dispone de una batería de planes sociales, el aumento constante en los precios de alimentos e indumentaria, la chatura de los salarios y el desempleo, tornan insuficientes los mecanismos de defensa que el Estado tiene para mermar los efectos de una crisis que aún no parece haber mostrado toda su crudeza".

Comentá la nota