Peralta pide ayuda a Cristina para frenar la crisis petrolera

El gremio rechazó la advertencia empresaria y mantiene el paro que lleva 11 días. El gobernador espera que la intervención presidencial destrabe el conflicto
Mañana será una jornada clave en la búsqueda de una solución para destrabar el conflicto petrolero en Santa Cruz, que ayer cumplió 11 días consecutivos de paro en los yacimientos y sumó la amenaza de las empresas operadoras de retirarse de la provincia. Con la intención de evitar la profundización del conflicto que ya generó millonarias pérdidas para la economía del distrito, el gobernador Daniel Peralta viajará hoy a Buenos Aires para reunirse con autoridades de Planificación y Trabajo, en tanto el miércoles llevará a la presidenta Cristina Fernández su preocupación por la situación y presionará por una intervención más firme del Gobierno nacional para resolver la crisis.

A la espera del resultado de las negociaciones de Peralta, el gremio petrolero de Santa Cruz ratificó anoche la continuidad de la huelga en reclamo de un aumento salarial de 25% y descalificó la advertencia de las empresas. "Esto es una chicana más de las compañías. Nadie deja un negocio que le garantiza millones y más cuándo están discutiendo por la renovación de las concesiones", afirmó a este diario Luis Cárdenas, dirigente del sindicato local del Petróleo y Gas Privado, que lidera Héctor Segovia.

El conflicto petrolero en la provincia natal del ex presidente Néstor Kirchner se tensó la semana pasada cuando el sindicato local rechazó el aumento de 20% ordenado por el Ministerio de Trabajo para todo el personal de la actividad y decidió mantener el paro para exigir una recomposición de 25%. La actitud de los petroleros sumó el respaldo de Peralta, que apoyó la continuidad de las medidas de fuerza a pesar de que implicaba un desafío de la conciliación obligatoria dispuesta por la cartera laboral nacional. "Si el gobernador se tiene que ir, se va a ir, pero de la mano de ustedes", prometió Peralta.

Según estimaciones privadas, la paralización de las tareas de extracción en el territorio provincial provocaron a las empresas pérdidas de casi u$s 500 mil diarios, en tanto la provincia registró una caída en sus ingresos por regalías de u$s 2 millones por semana.

Comentá la nota