Peralta participó de actos por el Día del Minero

El gobernador Daniel Peralta, se trasladó hasta Río Turbio con la finalidad de compartir, como un vecino más, junto a los trabajadores del carbón, la tradicional misa en honor a Santa Bárbara, Patrona de los mineros.
Peralta a las 10 de la mañana participó de la procesión que se inició en la parroquia Santa Bárbara hasta el monumento al minero, lugar de encuentro con la procesión que partió desde la localidad vecina de 28 de Noviembre, con las imágenes de la santa, portadas por la tradicional guardia de mineros y acompañada por gran cantidad de feligreses.

Transcurrido el oficio religioso brindado por los curas párrocos de ambas localidades, Sergio Soto, Daniel Ledesma y el vicario parroquial Jesús Domaica, el primer mandatario provincial participó de la breve ceremonia de entrega de ofrendas florales al pie del monumento al minero.

En primer lugar Peralta depositó su ofrenda secundado por dos mineros, para posteriormente realizarlo el interventor de YCRT Lucio Mercado, acompañado por el responsable de la Dirección General de Fabricaciones Militares, Arturo Puricelli.

Seguidamente hicieron lo propio los intendentes de Río Turbio Claudio Martín Adolfo y Oscar López de 28 de Noviembre, integrantes de la comisión directiva de la Asociación Trabajadores del Estado, la Asociación del Personal Superior, Profesionales y Técnicos y miembros de ATE en representación del diputado nacional Edgardo Depetri, quien por motivos de fuerza mayor no pudo arribar a la Cuenca Carbonífera.

El primer mandatario provincial estuvo acompañado por el ministro de gobierno de Santa Cruz, Carlos Barreto, participando además del oficio religioso autoridades comunales de Río Turbio y 28 de Noviembre, interventores de YCRT y Fabricaciones Militares, diputados provinciales, concejales, funcionarios municipales y feligresía de las comunidades.

Al término de las ceremonias Peralta destacó en rueda de prensa "no vengo nunca como gobernador a la cuenca; vengo a veces en forma oficial, pero lo hago siempre como un vecino más de estas comunidades".

Acerca del crecimiento que tuvo la cuenca, Peralta señaló que "veo cristalizándose los sueños, con perspectiva de futuro, mucha expectativa, por lo que hay que manejarse con mucha humildad, sin soberbias, amalgamar los esfuerzos y por sobre todo a este presente saber cuidarlo, lo que implica pensar nuestra mina por 50 años y arribar a las metas que exige la central térmica y la historia".

Comentá la nota