Peralta firmará acuerdo gasífero con la Nación

Ante esta importante posibilidad, el mandatario provincial mantuvo diversos encuentros en Capital Federal, entre ellos con el secretario de los Petroleros, Héctor Segovia.
En la mañana de ayer, autoridades provinciales encabezadas por el gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, mantuvieron un encuentro en la ciudad de Buenos Aires, con representantes gremiales de los trabajadores petroleros. Reunión a la que asistió el secretario general del Sindicato de Petroleros Privados de Santa Cruz, Héctor Segovia. Durante ésta, analizaron en conjunto las alternativas de inversión de las distintas operadoras petroleras en la provincia en el marco de los planes oportunamente anunciados por las empresas, y que requieren ser potenciados para su efectiva concreción.

De acuerdo a lo informado por fuentes oficiales, este encuentro pasó a un cuarto intermedio para el próximo lunes.

Por otra parte, Peralta adelantó que el día martes 28, la provincia de Santa Cruz firmará con la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, un acuerdo similar al rubricado por la provincia de Neuquén referido al aumento de precio de gas en boca de pozo, lo que beneficiará a la provincia en sus ingresos por regalías.

La semana que pasó, el Ministerio de Planificación acordó con las principales petroleras un aumento del precio de gas en boca de pozo, para evitar que se destruyan 4 mil puestos de trabajo en el sector, que peligran, según empresas y sindicatos, por la baja actividad en la producción gasífera.

Para que la suba no redunde en un nuevo aumento en las facturas de los hogares, el Estado desembolsará unos U$S 600 millones anuales. Utilizará parte del dinero proveniente del tarifazo que comenzaron a pagar los usuarios, con el objetivo de reducir los subsidios a la importación de combustibles que se utilizan para generar electricidad. De acuerdo a lo que se pudo conocer, Nación desembolsaría unos U$S 150 mil anuales por cada operario, cuya fuente laboral pendía de un hilo. El aumento del valor que reciben las petroleras rondará el 30% y se concretó el viernes tras la firma de un acta acuerdo entre el ministro de Planificación, Julio De Vido, Jorge Sapag, gobernador de Neuquén (el impulsor de la iniciativa) y las empresas operadoras.

La forma de solventar este desembolso por parte de Nación hacia las petroleras, estaría basado en dos fuentes de ingresos: una el redireccionamiento de parte de los fondos que se recaudarían por el fideicomiso que hoy se cobra en las boletas de gas de los usuarios residenciales de alto consumo (algo que viene siendo frenado por la Justicia, mediante recursos de amparos presentados, en varias provincias, entre ellas Santa Cruz y Chubut). La otra fuente de financiación del subsidio sería un acuerdo con Cammesa, empresa que administra el mercado eléctrico, de abonar más caro el gas que quema en las centrales térmicas pasando de 1,40 a U$S 2,40 al mes de noviembre.

Hasta el momento, Neuquén había sido la única provincia que firmó el acuerdo para aumentar el precio en boca de pozo. Santa Cruz encarará ahora el mismo camino.

Comentá la nota