Peralta y Cristina arribaron a la ciudad del Vaticano

Peralta y Cristina arribaron a la ciudad del Vaticano
El Gobernador admitió sentirse "muy emocionado" por la conmemoración de los 25 años de la firma, entre Argentina y Chile, del Acuerdo de Paz y Amistad, que evitó un enfrentamiento armado con la República chilena, por la disputa fronteriza.
El gobernador, Daniel Peralta, forma parte de la delegación encabezada por las presidentas de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, y de Chile, Michelle Bachelet, que ayer por la mañana arribaron a la ciudad del Vaticano para participar de un encuentro con el papa Benedicto XVI, donde se recordarán los 25 años que han trascurrido desde la solución del conflicto que evitó una guerra entre ambos Estados, por la discusión fronteriza en la zona del Canal de Beagle.

Emocionado

Al respecto, tras subrayar que "en lo particular estoy muy emocionado", aseguró que "siempre tenemos que recordar la trascendencia que tuvo para ambos países la intervención de entonces papa Juan Pablo II, porque es la manera de ratificar, nuevamente, después de tantos años, la importancia que tiene para nosotros, los santacruceños, una buena convivencia en los 1000 kilómetros de frontera que Santa Cruz comparte con nuestros hermanos chilenos".

Junto a Michelle

Agregó: "Yo estoy muy contento de poder estar acá, y obviamente, de compartir este momento con tantas personalidades que van a participar de esta ceremonia" puntualizó, al tiempo que sostuvo finalmente que "creo que para los dos pueblos, y fundamentalmente, para los que convivimos en la Patagonia austral, este va a ser un acto muy significativo porque va a ser una forma de ratificar, para siempre los lazos de unión y amistad que nos convocan a Argentina y Chile".

La presidenta, Cristina Fernández, que hoy se reunirá con el papa Benedicto, junto con su colega chilena, Michelle Bachelet, conmemorará el vigésimo quinto aniversario de la firma del Tratado de Paz entre los dos países y mantuvo ayer en Roma varias entrevistas con eclesiásticos.

"Va a ser un momento muy especial, para mí y para todos los argentinos, porque podemos vivirlo como un mérito en un mundo donde lo más fácil es terminar en un conflicto armado", dijo al explicar sus expectativas sobre el acto de mañana en el Vaticano.

Comentá la nota