Peralta: "aún en la crisis discutimos crecimiento"

A diez días de terminar el año, el gobernador Peralta recibió a La Opinión Austral y LU 12 Radio Río Gallegos en su residencia. Distendido y próximo a presidir una entrega de viviendas a 90 vecinos de la ciudad, el mandatario habló de lo que fue el 2009, sus expectativas para el 2010. La ley de Promoción Industrial, la renegociación de los contratos petroleros y el 2011 que se viene.
Vestido informalmente, como cualquiera lo haría un domingo, de jean, alegre y distendido, Daniel Peralta volvió a recibir en su despacho de la residencia oficial a los periodistas de La Opinión Austral y LU 12 Radio Río Gallegos.

El gobernador abordó varios temas, algunos urticantes, como lo es la situación generada con el bloque del PJ en la Cámara de Diputados que no trataron el marco regulatorio de las concesiones: "arrugaron" dijo al tiempo que también se refirió a su principal dolor en el marco de la crisis del 2009: "no haber podido cumplir con los empleados públicos".

Se refirió a las expectativas para el 2010, año en que será "columna vertebral" impulsar la ley de Promoción Industrial a fin de que las industrias se radiquen en Santa Cruz. En ese marco referenció las potencialidades de las distintas localidades, incluso de Río Gallegos, donde se focalizó en las actividades que se instalarán en Punta Loyola. Posicionado desde ahí, aseguró que "aún en la crisis, discutimos crecimiento" con cada uno de los intendentes de las localidades.

Este ha sido un año bastante complicado, ¿Cual ha sido el principal escollo que debió afrontar?

Evidentemente la falta de dinero, falta de fondos en la medida de los que necesitaba Santa Cruz para consolidar su perfil de crecimiento. Yo lamenté muchísimo no poder haber avanzado en el plan de infraestructura deportiva, y en algunos proyectos que teníamos también de infraestructura escolar que incluía, también, infraestructura para la cultura. Eso no lo hemos podido hacer, ha quedado una deuda pendiente, que esperamos saldar el año próximo, pero bueno, el principal escollo fue ese.

La verdad es que la realidad del año fue dura desde el inicio, ya veníamos arrastrando las dificultades del año anterior. Hay que recordar que nosotros empezamos a sentir la crisis sobre el final de 2008 y se profundizó en el 2009, a lo que se le agregaron los paros en el sector petrolero, que le hicieron un daño importantísimo al presupuesto.

¿Dónde afectó más duramente?

Nos pegó estructuralmente en los puertos, afectando las dos localidades que tienen fuerte actividad portuaria como Puerto Deseado y Caleta Olivia, lo que obligó a desembolsar al tesoro provincial recursos para subsidiar la actividad.

Cayó la actividad en general y al hacerlo, hay un círculo virtuoso impositivo que gira alrededor de eso que se afecta, lo que fue mermando nuestras posibilidades de cumplir con compromisos adquiridos y fundamentalmente también el mantenimiento del poder adquisitivo del salario del sector público a los que no le pudimos aportar ni un solo centavo y eso a mi que llegué al gobierno, entre otras cosas, para recomponer los salarios de los agentes del Estado, me causa un profundo malestar, es algo que va más allá del hecho que las paritarias hayan avanzados en muchísimas cosas, fundamentalmente en el sector central donde se han avanzado en el convenio colectivo de trabajo dónde han homologado más de la mitad, por ejemplo.

¿Cómo ha sido el envío de fondos por parte de Nación?

La verdad es que el gobierno nacional ha goteado los fondos de manera semanal y periódica como corresponde pero la crisis también ha golpeado en la economía nacional al igual que la provincial y se trasladó a los municipios, es una cadena negativa que evidentemente ha perjudicado a todo el país.

Y si uno compara las provincias que nos rodean, salvo Chubut y hasta ahí, es cierto que ha habido demora en la llegada de partidas, lo que pasa es que antes esa demora se cubrían con una mayor actividad dentro de la misma dinámica de la provincia y eso se iba escalonando, se recobraba y se seguía adelante, pero este año no se pudo hacer.

Antes obra pública que terminaba, obra pública que empezaba y eso sostuvo un circuito en la construcción que era muy importante para los trabajadores, circuito que este año no se pudo continuar.

Pero los principales conflictos que afectaron a la provincia vinieron, de la parte privada…

Por eso mi respeto y consideración a los agentes públicos y por eso decía que una de las cosas que más me dolió este año es no haber podido ayudar a la familia del empleado público. Nosotros entre esta semana y la que viene vamos a estar volcando al circuito financiero de la provincia casi 90 millones de dólares entre aguinaldos y sueldos y eso marca lo que significa el peso del funcionamiento del Estado en la economía provincial, a pesar de que acá hay decenas de personas que se levantan y trabajan todos los días en distintas actividades a lo largo y ancho de Santa Cruz, pero hasta que eso no se consolide un cambio de matriz, el peso del sector público será importante,

De ahí la promoción industrial…

Apunta a eso. La ley de promoción industrial será columna vertebral de nuestra movilización política y social del año que viene. Buscamos que el peso del sector público comience a ser menor sobre el presupuesto provincial, y de esa forma podamos atender, fundamentalmente, las necesidades de tantos jóvenes que están saliendo de nuestras escuelas y que hoy les es muy difícil conseguir empleo.

Pero el empleo sólo vendrá si adoptamos la misma actitud, por ejemplo de Santiago del Estero con su ley de promoción y logramos que se empiecen a radicar empresas en Santa Cruz lo más pronto posible.

Y de ahí también nuestra clara dependencia de los proyectos de energía, que el gobierno federal tiene hacia Santa Cruz: el interconectado, la central térmica de Río Turbio y las represas. La provincia no tiene ninguna posibilidad de industrializarse y de cambiar su perfil sino consolida esos tres proyectos. Afortunadamente dos que están muy avanzados y un tercero que en el 2010 tendrá su impulso también.

¿Qué provincia industrializada se imagina?

Una ligada a las industrias electro intensivas, con industrias atadas a agregarle valor a nuestros recursos naturales y que además a la creación de una nueva matriz en lo que se refiere a energía renovable y limpia. La energía la estamos visualizando para aplicarla en nuestro territorio para fomentar este tipo de industrias, atadas a darle valor a nuestros productos.

Por eso es tan importante la formulación de parques industriales en cada pueblo, tal como lo prevé la ley de promoción. Cada parque de acuerdo a la realidad del pueblo, en Gregores será la agroindustria, en Turbio será la carboindustria y en la zona norte, evidentemente estará mucho más atado al gas, al petróleo.

Tampoco nos tenemos que olvidarnos de los puertos, porque Puerto Deseado con el plan director que le permitirá dar más capacidad de carga y descarga y Deseado también a partir de la promoción industrial que definitivamente puedan llegar los Cruceros para que también el turismo tengan una pata importante en la economía hoy que está atada a la pesca, que hoy aún está deprimida.

¿Y para Río Gallegos que sería?

Punta Loyola. Ahí tendremos la refinería que ya se empieza construir, de dos empresarios de Puerto Deseado que se van a adherir a la Ley de Promoción, que ya tienen adquirido casi el 70% de los trenes de producción que estarán llegando entre enero y febrero.

También Fabricaciones Militares tiene el proyecto para la industrialización de la urea, con la instalación de una planta de amonio, la que está próxima a licitarse y se instalará en Loyola, eso permitirá, entre otras cosas, industrializar el gas pobre, a partir del carbón, con lo cual será otro valor agregado en la carboindustria a la que me refería.

Después el desarrollo de todo lo que sea el parque industrial a partir de lo que significará convertir al puerto de Loyola en un puerto que pueda atender la operación off shore de las operadoras.

Estamos esperanzados con todos esos proyectos y todos los que puedan venir con la Promoción pero lo esencial es resolver la energía. Cualquier industria requiere energía y agua. En la zona norte la falta de agua es importante, hoy habiendo caído la posibilidad del dique Los Monos, por la posición de Chubut, hay que resolver como traemos el agua si del lago Buenos Aires o del valle de Deseado, pero es un proyecto de largo plazo y se requieren soluciones ahora, por lo que estudiamos alternativas como potenciar la captación de agua en cercanías de Caleta Olivia, o acordar con la cooperativa del Lago Munster las obras de infraestructura que permita inyectar unos 2500 m3 más día para abastecer a la ciudad.

¿Sobre el marco regulatorio de las concesiones petroleras…?

Hoy se le está dando un trato a ese tema como fue con Panamerican, la oposición levanta carteles de traición a la Patria, de venta de las joyas de la corona, etc. La única verdad es la realidad. Todas las provincias están negociando las concesiones. En un país, dónde el marco regulatorio data de los 90 y es el que permitió que las operadoras tengan el posicionamiento que han tenido, dónde nosotros, además de nuestra percepción personal, vemos que operan juntas como oligopolio, que poco les importa el desarrollo sustentable de las comunidades en las que operan.

Acá hay que entender que las concesiones están por vencer, y siendo así nadie invierte, porque en petróleo nadie lo hace, si no es a diez o quince años, es algo que pasa en todo el mundo así.

Yo no veo multitud de gente contra la renegociación, veo sí una movilización política de un grupo de gente que está posicionado en determinado posicionamiento contrario a esto.

Hay que entender que los recursos que nosotros buscamos tienen como objetivo sostener el presente y proyectar el futuro. Darles a los trabajadores petroleros garantías de un horizonte más previsible para ellos y sus hijos, anexar eso a las industrias de valor agregado que podemos trabajar a partir del gas y petróleo que hoy no la tenemos. Para eso necesito el marco regulatorio, que hoy no tengo.

¿Cómo tomó la postergación del bloque, porqué cree que lo hicieron?

Está claro que yo podría firmar hoy la prórroga de las concesiones, porque así me lo permite la ley vigente, pero no es lo que queremos ni lo que voy a hacer.

No sé por qué el bloque hizo lo que hizo, para mi era importante que se hubiese tratado en la sesión que pasó, pero ellos sabrán por qué lo hicieron.

Pablo González tiene anotado los siete puntos que consensuó con el presidente del Bloque y dónde está incluido el marco regulatorio. Qué pasó después, lo tendrán que averiguar ustedes. Me parece que algunos tuvieron demasiadas precauciones ante el discurso de Hallar, Cruz o Mestelán y como dicen en el barrio… "arrugaron". Ese marco regulatorio hay que tratarlo en algún momento. Hace cuatro meses que tienen el proyecto. La tarea de los legisladores no es sentarse el día de la sesión y ver que pasa en la vida con el orden del día, es trabajar durante, para discutir adentro lo que la señora Mestelán quiere que se discuta. El proyecto es interesantísimo, pero imperiosamente nosotros necesitamos esa ley.

¿Podrían llamar a otra extraordinaria antes de Marzo?

¡Si!

¿Qué tiene que esperar la gente para el 2010, de la gestión y de lo político que a veces afecta la gestión?

Esperar un mejor año que el que se va. Nosotros nunca vamos a privilegiar una pelea por encima de la necesidad de la gente. Aclaro que con la Cámara no fue una pelea. Fue un acuerdo que hizo el jefe de Gabinete con el jefe del Bloque del PJ que el bloque después no cumplió.

Si algo tiene el gobierno que yo encabezo es estar por arriba de la cuestión interna, de hecho en la última elección muchos que dicen ser compañeros que lo votaron a Costa y trabajaron para Costa. Ahí está Turchetti de la mano de De Narvaez. Y nosotros no estuvimos el resto del año diciendo este o aquel no votaron… no, porque nosotros tenemos que resolver el día a día, los intendentes que buscan para el crecimiento de sus localidades. Porque afortunadamente, lo que sí hubo este año fue una discusión muy fuerte no sobre el reparto de bolsas de comida, aún en la crisis discutimos crecimiento. Cada localidad planteó cosas y objetivos que fueron cumplidos parcial o totalmente cumplidos y así pudimos avanzar en medio de la crisis.

Hay algunos carteles que hablan de Peralta 2011…

No se quién está pintando eso… pero pensar hoy, con lo que nos cuesta a nosotros el día a día, ¿cómo podría imaginarse uno como va a llegar, políticamente parado, a mediados del año que viene? Imposible. Uno puede llegar muy bien o muy mal.

Es verdad que nosotros pretendemos mantener la provincia en manos del Justicialismo, por lo tanto ahí veremos, hacia adentro, cuál será nuestro mejor candidato. Si lo es el gobernador y si el gobernador quiere. Porque yo no estoy muy seguro de querer seguir…

A mi no me quita el sueño ser gobernador y tampoco no serlo. Obviamente uno quisiera ver culminadas las obras por las cuales estamos trabajando, pero también me puedo quedar con verlas iniciarse, no tengo egoísmo en ese sentido, cualquiera sea el gobernador o gobernadora que venga, tendrá el beneficio del interconectado, de las dos represas sobre el río Santa Cruz, de la usina de Río Turbio, no tendrá los inconvenientes que tuve yo, y tendrá una máquina de recaudación mucho más efectiva y un presupuesto más holgado para trabajar.

Mi responsabilidad hoy es el presente de los 255 mil santacruceños, que yo sé que cada vez que me levanto depende de las decisiones que tomo. Es un peso muy grande… Si algo quisiera hoy recuperar es la libertad… El poder salir, como hacía antes, salir a caminar por cualquier barrio. Hoy lo hago los domingos que salgo en bicicleta, y golpeo alguna puerta por un vaso de agua que me de la excusa de poder charlar con el vecino y enterarme de visiones que desde el despacho no podría.

Pero no es como antes, extraño la libertad de ir a la cancha, de ir al café a charlar con los amigos y hacer la vida que haría cualquier persona normal…

Comentá la nota