Peralta anunció que se analizan medidas para los puertos.

Tal lo anunciado, Moliendas del Sur SA abrió ayer en Caleta Olivia la primera fábrica de harina y aceite de pescado, en un acto al que asistió el gobernador Daniel Peralta, con el ministro de la Producción, Jaime Alvarez, y el intendente Fernando Cotillo.
Luego de recorrer la planta, el mandatario informó, tras el encuentro que mantuvo el fin de semana con la presidente Cristina Fernández de Kirchner, que se están analizando alternativas para potenciar la actividad de los puertos.

“Estuvimos hablando sobre las desventajas con las que hoy están nuestros puertos, que alguna vez fueron preparados para la exportación, pero que desgraciadamente cayeron beneficios fiscales que hoy, en el marco de la situación macroeconómica del país, es muy difícil volver a levantar”, reveló el gobernador.

En este contexto, adelantó que en los próximos días visitará Santa Cruz el secretario de Pesca de la Nación, Norberto Yahuar, con quien “se están trabajando cuestiones centrales que hacen a Caleta Paula, a Puerto Deseado y a la actividad que rodea a nuestros puertos”.

Respecto de la planta de procesamiento de harina de pescado, Peralta destacó el hecho de que “un empresario invierta en máquinas de última generación con la expectativa puesta en el futuro, más allá de la tremenda crisis que nos está golpeando a todos”.

“Este es el camino que tenemos que recorrer”, acotó el titular del Ejecutivo, al tiempo que reparó en los cerca de 50 puestos de trabajo directo que generará la fábrica, en el cuidado del medioambiente y en la posibilidad de que Moliendas del Sur se instale también en Puerto Deseado.

Valor agregado a la actividad

Por su parte, el ministro de la Producción, Jaime Alvarez, señaló que se está trabajando con Moliendas del Sur “desde hace más de un año, acompañando este tipo de emprendimientos”, y consideró que esta industria “resuelve un problema fundamental al emplear los residuos de la pesca” y “agrega valor a la actividad”.

“Cuando hablamos de agregar valor -continuó el funcionario-, estamos hablando de generación de empleo, puestos de trabajo para familias santacruceñas”, agregó el funcionario, quien se comprometió a “seguir acompañando a la empresa, además de ver de forma satisfactoria la posibilidad de realizar inversiones en Puerto Deseado”.

A partir de la producción de proteína en base a pescado, el ministro consideró que “puede llegar a ser utilizado como elemento intermediario de una producción final de alimentos balanceados, apostando a que haya alimento para peces producidos en Santa Cruz, con un muy bajo costo en transporte, por la cortas distancias, para así impulsar a la producción ictícola y a la piscicultura en la provincia”.

Ampliación del puerto y astillero

Las autoridades recorrieron la obra de ampliación del puerto de Caleta Paula y el Astillero de Caleta Olivia -cuya finalización se estima para el mes de julio-, Alvarez sostuvo que es “una de las obras más importantes en la provincia, no sólo por el monto de inversión, sino porque modificará el perfil que tendrá Caleta Olivia en el futuro”.

“Es una obra de todos los santacruceños, ya que significa la posibilidad de tener el astillero más grande de la Patagonia, construir importantes buques, como así también la radicación de empresas prestadoras de insumos y servicios, y posibilitará cambiar el perfil industrial y naval de Caleta, y de toda Santa Cruz”, enfatizó.

Al referirse a la planificación de una zona industrial en la zona del puerto de Punta Loyola, explicó que luego de la firma de convenios con las empresas Vertek y Patagonia Energética, “se está a la espera del comienzo de distintas obras”. En primer lugar, la empresa Vertek con el proyecto de una fábrica de fustes de molinos eólicos, y en segundo lugar, la empresa Patagonia Energética con la instalación de una destilería modular, “que estaría funcionando en un plazo de 18 meses”.

Comentá la nota