Peralta advirtió que no aceptará ningún despido en el petróleo

El mandatario santacruceño llegó hasta el lugar donde los trabajadores se encontraban en asamblea y cuestionó la actitud de las operadoras, "que presionan y se muestran intransigentes por una escasa diferencia en las negociaciones", frente a la demanda de recomposición salarial. También dijo que si se tiene que ir lo hará junto a los petroleros.
El gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, se presentó ayer en una reunión que los trabajadores petroleros de la zona sur de la provincia mantuvieron para determinar los pasos a seguir en el conflicto gremial que sostienen con las operadoras, en reclamo de una mejora salarial.

Cerca de 700 trabajadores, encabezados por el delegado Luis Cárdenas, se juntaron ayer fuera de la sede gremial, en Río Gallegos, para celebrar una asamblea donde finalmente se decidió extender el paro aún cuando existe una conciliación obligatoria decretada por la Secretaría de Trabajo.

Luego de hablar con los trabajadores, Peralta dialogó con el periodismo y en duros términos se refirió a las operadoras "que presionan y se muestran intransigentes por una escasa diferencia en las negociaciones". También dijo que si se tiene que ir lo hará junto a los petroleros.

Entre gritos y aplausos de numerosos trabajadores presentes, Peralta cuestionó: "todas las operadoras han hecho cuerpo y entre otras cosas están diciendo que la operación en Santa Cruz se está empezando a tornar inviable, la respuesta del gobierno, de este gobernador y el gobierno provincial es que no va a aceptar un solo despido en el sector petrolero, si el gobernador se tiene que ir se va a ir, pero de la mano de ustedes. No debe haber ni un solo despido en el sector petrolero", advirtió.

"SE NIEGAN A INVERTIR"

También les dijo a los operarios petroleros: "necesitamos del trabajo y esfuerzo de ustedes que sacan las riquezas del subsuelo de Santa Cruz para poder pagar el sueldo de los trabajadores del sector público, pero que nadie se confunda. Cuando digo que el paro nos hace mal, estoy diciendo que nos hace mal por la falta de inversión de las operadoras que tendrían que haber puesto hace mucho tiempo y, qué casualidad, cuando empezamos a decir que las vamos a controlar en serio, como no se las controló nunca antes, empiezan con estas medidas de provocación con la gente", criticó.

A la vez, advirtió: "nosotros no vamos a entrar en provocaciones, pero vamos a cuidar el trabajo de los santacruceños y además eso que ustedes sacan de abajo millones y millones de dólares que después se van del país. ¡Terminemos con esto! Vamos a ponernos firmes y de Santa Cruz para arriba cuidamos nuestro pueblo, que no les falte el gas a nuestros vecinos", resaltó.

Y finalizó su discurso con otra advertencia: "que tengan cuidado: si siguen provocando, si siguen molestando a nuestra gente y si siguen poniéndose en situaciones intransigentes, de no sentarse a negociar, el gobierno va a estar acá donde tiene que estar. Eso es todo lo que les quería decir. Cuenten con nosotros; cada vez que me necesiten acá voy a estar hasta siempre", sentenció.

Comentá la nota