Los pequeños productores reconocen los réditos del manejo de los recursos hídricos

Admiten que el Instituto PAIPPA es un organismo ágil que le hace mucho bien a los trabajadores rurales.
El secretario general del Movimiento Agrario Formoseño, Luis Rivero, dijo que los pequeños productores reconocen la relevancia que tiene para el destino de las familias campesinas la ejecución de las políticas para el manejo de los recursos hídricos; opinó que hay consenso mayoritario para la construcción de la obra de La Salada y admitió que el Instituto PAIPPA es un organismo ágil que le hace mucho bien a los trabajadores rurales.

Al mismo tiempo, destacó el valor que habrá de tener para el futuro de los pequeños productores ubicados en jurisdicción del riacho He Hé la puesta en marcha de programas productivos con el uso del riego, considerando que de ese modo podrán llegar con mayores posibilidades de lograr precios favorables en el mercado provincial.

Rivero explicó que en sus recorridas por distintos lugares de la provincia ha comprobado que creció el interés de los productores por lo que va a significar la obra de La Salada.

Aunque reconoce que hay quienes intentan crear un clima parecido al que se insinuó al principio con la obra hidrovial de la ruta 28, la gran mayoría muestra interés por el nuevo emprendimiento.

"Yo he tenido ocasión de conversar con muchos de ellos a quienes la obra les afectará sus campos. Y noté que están preparados para hablar, para dialogar, quieren buscar la forma de "arreglar esto", de modo tal que el gobierno no encuentro en ellos un impedimento para que ejecute una obra que va a beneficiar a toda la población", contó.

Habló de casos particulares cuyos dominios quedarán inundados y también en esas circunstancias aprecia que hay predisposición para negociar de modo tal que se les ofrezcan predios alternativos.

"Están dispuestos a dialogar. Muchos ya vinieron a entrevistar al administrador de Tierras. No sé cual fue el resultado pero si que han comenzado a tratar el tema. Inclusive después del encuentro hubo técnicos que bajaron al lugar para conversar allí mismo con los productores", precisó.

Rivero admite, sin embargo, que están los que quieren desalentar la obra que a su criterio generará alto beneficio para los hombres de campo, no solamente para aquellos que viven en la ribera de La Salada o del bañado sino a toda la jurisdicción por lo importante que es el agua.

El valor del riego

El titular del MAF no oculta su regocijo por las consecuencias favorables que tendrá la obra en la reactivación plena de los riachos El Porteño y He Hé.

"Es inimaginable la cantidad de pequeños horticultores que viven en su jurisdicción y que ahora tendrán ocasión, inclusive, de producir con la utilización del riego. Es cierto que algunos tienen media o una hectárea. Pero el agua les permite aumentar sus cultivos de hortalizas que llevan al mercado de Clorinda o de la capital y les permite vivir con dignidad", expuso.

Insistió en que son numerosas las familias que viven a la vera de esos riachos que contribuyen a la evolución de sus plantaciones tradicionales y las que se podrán hacer a partir de las propuestas de diversificación.

"Por eso le decía.....la obra de La Salada no solamente debe medírsela en términos de productores afectados por la obra sino por el impacto ambiental que genera ya que habrá un microclima diferente y sobre todo porque compensa con la posibilidad de expandir las fronteras frutihortícolas, inclusive en otros campos y con instalaciones nuevas ", puntualizó.

La ayuda del PAIPPA

Luis Rivero habló de lo que se viene tras los magros resultados de la ultima campaña, confiando en que el productor ya apostará a los cultivos de invierno.

"Ahora los pequeños productores ya están pensando en sembrar maíz, zapallos, algo de sorgo para lo cual cuenta con el apoyo valioso del PAIPPA que siempre está presente permanentemente, con las puertas abiertas, esperando al hombre de campo", reconoció.

"No es un Instituto que se conforma con entregar las semillas y termina su compromiso. Es un organismo àgil que le hace mucho bien a los productores", ponderó.

"Como dirigentes, también alentamos y les decimos lo que pensamos. Muchos lo entienden y otros se dejan estar un poco porque tienen los beneficios de los planes sociales. Por eso es que la prédica constante es que se recupere el valor del trabajo para resolver todas las situaciones de la vida campesina, en las buenas y en las malas", consignó.

"No es fácil porque hay situaciones diversas. No es lo mismo producir en Posta Cambio Salazar o en Lugones que en Riacho He Hé, por ejemplo porque son distintas realidades. O en Villa Dos Trece. Pero en general son proclives al trabajo y hay muchos que quieren regresar a la chacra aunque el productor formoseño sueña con el algodón como si fuese le único generador de recursos. No es fácil. Es un proceso, como dice el compañero gobernador. Yo tengo fe en el cambio y en los buenos resultados a futuro", concluyó.-

Comentá la nota