El pequeño productor tiene prioridad en las políticas del gobierno provincial

Justamente aquí se marcó al PAIPPA como ejemplo concreto de un abordaje específico para el sistema de agricultura y ganadería familiar

Dentro de las políticas provinciales orientadas a aumentar y diversificar la productividad, se insistió desde la esfera oficial en subrayarse que las mismas perderían relevancia si no se ubicase al hombre en el centro de intervención del estado, admitiendo que, si bien todos los sistemas productivos son relevantes, el pequeño productor tiene la prioridad.

Justamente aquí se marcó al PAIPPA como ejemplo concreto de un abordaje específico para el sistema de agricultura y ganadería familiar, consignandose que desde el Instituto se han enfrentado los desafíos ejecutando acciones concretas, entre ellas, la continuidad del fortalecimiento de las ferias francas en distintas localidades de la provincia, aumentando la disponibilidad de alimentos con calidad, continuidad e incremento sostenido de los volúmenes excedentes, luego de satisfacer las necesidades de la propia familia.

"El "paippero" continúa el proceso hacia el logro de la soberanía alimentaria de los formoseños", fue marcado, para subrayarse que de ese modo" contribuye con su producción y sus procesos de comercialización, a partir de una lógica diferenciada, que permite precios ajustados a los costos reales, evitando las inequidades propias de la intermediación parásita".

Se reveló que se han fortalecido los 255 grupos de productores existentes, conformándose un Centro de Capacitación Integral para la gestión asociada en Villa Real de El Espinillo y la Asociaciones de Productores Ganaderos en el Departamento Ramón Lista como ser: Lote 8, Selva María, El Breal y El Chorro.

Se crearon y pusieron en funcionamiento las unidades de ejecución local en las localidades Villa General Guemes, Villafañe y Villa Dos Trece, que es el ámbito de participación efectiva de los "paipperos" organizados.

"Es que en Formosa hemos definido un modelo de desarrollo que pretende superar la visión geopolítica limitada a la ocupación del territorio que el poder central tenía asignado a esta provincia, de una simple ocupación con servicios públicos mínimos a un modelo de desarrollo productivo con inclusión, es decir, una verdadera fuente de generación de riquezas, base de cadenas de agregación de valor, generadoras de trabajo y de una sociedad justa y equitativa", precisa el informe

La educación rural

Además, se destaca la trascendente tarea de la educación rural y la técnica en brindar a cada niño y joven formoseño las herramientas necesarias para desarrollarse en el lugar que lo vio nacer, con saberes directamente vinculados con las necesidades productivas de su ambiente.

"Esta perspectiva requiere un tratamiento integral, en el que participen todos los actores del proceso económico rural, desde el pequeño productor al de alta escala, desde el generador de materias primas al que incorpora valor en un proceso de industrialización y quienes brindan servicios y organizan el sistema para la comercialización de los productos", se expresó.

Se entiende que todos ellos requieren contar con las técnicas adecuadas y aportes científicos que otorguen igualdad de posibilidades para alcanzar el desarrollo sustentable y sostenible de la provincia.

"Para ello-fue recordado- se creó el Instituto Universitario Formoseño, organismo que, en convenio con la Universidad Nacional de Formosa, será el ámbito natural donde se formen miles de jóvenes, se investigue y genere conocimiento científico, y que éste se extienda a la comunidad, acompañando el proceso revolucionario que protagonizamos todos".

Comentá la nota