El pequeño inversor podrá acceder al mercado inmobiliario

Convenio para generar fondos de inversión.
Comprar una propiedad muy cara o un gran campo con soja ya no será un negocio que sólo podrán realizar los inversores de mayor escala. Ahora, los poseedores de pequeñas sumas de dinero tendrán la posibilidad de participar de este tipo de inversiones, en función de un acuerdo que firmaron ayer el Colegio de Corredores Inmobiliarios de Tucumán, la Cámara de Analistas y Asesores de Economía, Finanzas, Bolsa y Mercados de Tucumán, y la firma Intercapital.

"Hemos logrado unir dos mercados que actuaban en forma paralela hasta hoy. Vamos intentar compartir inversores y clientes, y así buscaremos dar más movimiento al mercado inmobiliario y al mercado bursátil", explicó el presidente del Colegio de Corredores Inmobiliarios, Carlos Arana.

Explicó que el convenio marco establece que las inmobiliarias de la provincia dispondrán de un instrumento mediante el cual se podrán acercar pequeños inversores que hoy no tienen cabida en el mercado inmobiliario por los precios elevados que se manejan en este tipo de operaciones. "Se formará un fondo de inversión para generar futuros negocios de mayor envergadura", remarcó.

Por su parte, el titular de la Cámara de Analistas y Asesores de Economía, Finanzas, Bolsa y Mercados, Damián Valenzuela Mayer, dijo que, por ejemplo, un inversor que dispone de U$S 40.000 sólo puede comprar un departamento muy chico, que luego tiene poca reventa. "Este acuerdo favorecerá a la gente que quiere entrar al negocio inmobiliario porque se siente segura, pero no podía hacerlo y porque no había herramientas a tal fin", apuntó.

Sostuvo que, a través del fondo, el inversor ganará entre el 5% al 15% anual en dólares. "Los bancos pagan el 2% en dólares, y en pesos le pagarían el 12% anual", añadió. Enfatizó que el negocio financiero es de préstamos. "Acá se está comprando. Se asocian varios para comprar, por ejemplo, un campo o un gran inmueble", destacó.

"Otro elemento es que al inmobiliario se le reactiva el mercado porque comienza a aparecer un gran jugador, con mucho dinero, que es un inversor profesional, que le mueve el negocio", precisó.

Según Valenzuela Mayer, el inversor participa del negocio general, pero puede salirse cuando se cumpla el plazo establecido, aún cuando no se haya concretado el negocio. "Los operadores bursátiles se comprometen a hacer un mercado secundario. Tenemos la obligación de comprar y liquidar esa posición", resaltó.

Arana reconoció que el sector inmobiliario padece la crisis actual. "Lamentablemente, cuando la economía se retrae, el mercado inmobiliario es el primero que siente el impacto, y cuando la situación general se empieza a recomponer somos los últimos que sentimos el impacto de esa salida", concluyó.

Comentá la nota