Con una pequeña ayudita de Cortes

Todos los vehículos radicados en Rosario deberán pagar un 30 por ciento más de patente que el año pasado. El concejal de proyecto sur fue la llave que permitió al Ejecutivo municipal obtener el incremento. Críticas de la oposición.
El Concejo Municipal aprobó un aumento adicional de un 10 por ciento en la patente automotor. Así, todos los vehículos radicados en Rosario y fabricados a partir de 2004 deberán pagar un 30 por ciento más de patente que el año pasado. Quedaron exceptuados los modelos anteriores a ese año, las motos cuya cilindrada no supere los 150 cm3, así como la totalidad de taxis, remises y transportes escolares. Tales modificaciones fueron exigidas por el edil de Proyecto Sur, Alberto Cortés, como condición para dar quórum a la sesión y bajaron la recaudación proyectada en once millones de pesos a unos ocho millones. Según explicaron desde Hacienda, se cobrará como una sexta cuota. Hubo duras críticas de la oposición justicialista, encabezada por María Eugenia Bielsa y Héctor Cavallero que tildaron a la medida de "excesiva" y "abusiva". Y criticaron la desfinanciación del municipio rosarino: "Hay una desesperación por conseguir recursos, hace falta un saneamiento de las arcas municipales", señaló Bielsa.

Previo a la sesión hubo intensas negociaciones con Cortés para poder aprobar la medida. Finalmente el socialismo aceptó todas las modificaciones que propuso el edil. Cambió el texto original y se aseguró de tener el quórum y los votos necesarios para sancionar la normativa. Incluso se modificó el destino de los recursos, que en principio eran para bacheo, a un fondo destinado exclusivamente a pavimentación. El representante de Proyecto Sur explicó que mientras el dinero de bacheo puede ser trasladado a rentas generales no sucede lo mismo con los fondos específicos por lo que así se garantiza que se destine a la obra pública. También minimizó el impacto del nuevo aumento argumentando que en términos reales "serán no más de 30 centavos por día que no afectarán a los sectores de menos recursos".

Finalmente con doce votos a favor y cuatro en contra en poco más de una hora se aprobó la iniciativa del Ejecutivo municipal que aumenta un diez por ciento más el importe que pagan en concepto de impuesto los vehículos radicados en la ciudad. Ya regía y estaba incluido en las liquidaciones el incremento del 20 por ciento que estipula la ley provincial 12.306 y pertenece al presupuesto 2010 aprobado en la legislatura. El artículo 55 dejaba un margen para que los municipios y comunas subieran aún más el costo de la patente. Y hasta ahora, según lo expresaron ayer concejales del oficialismo "unos 74 municipios hicieron lo mismo".

Desde el espectro opositor, María Eugenia Bielsa sostuvo que esa cifra "no es ni la sexta parte de los 360 municipalidades que existen en la provincia". También comparó el modelo rosarino con el de otras ciudades como Córdoba y Buenos Aires donde el incremento ha sido menor. En el caso de esta última la edila señaló: "Así y todo Capital Federal detectó que unos 52 mil autos de gran porte se radicaron en las provincias de Jujuy y Chaco para pagar menos impuestos. Lo mismo nos podrá suceder a nosotros: que la gente empiece a radicar sus vehículos en localidades vecinas como Pérez que no van a aumentar la patente y entonces esto que se aprueba hoy puede que no sea tan bueno para las arcas municipales como se espera".

Los bloques del PJ también basaron su negativa a aprobar la norma en el índice dado a conocer recientemente por el IPEC (Instituto Provincial de Estadísticas y Censos) que coloca la inflación de todo el 2009 en un 15 por ciento. "Nada ha aumentado un 30 por ciento en la provincia como para justificar esta suba", disparó Cavallero. E invitó a "discutir el presupuesto a fondo para no estar poniendo parches".

Sin duda el desfinanciamiento del municipio fue el argumento más duro de la oposición para resistir la medida. "Si en paritarias los empleados municipales piden el 20 por ciento de aumento eso significará 140 millones de pesos más que no están previstos en el actual presupuesto. Sumados a los 56 millones de pesos de déficit que tiene la municipalidad, hoy son 200 millones. ¿Qué van a aumentar para hacer frente a esto?", preguntó Cavallero. Y pidió al Ejecutivo que reconozca la situación.

Bielsa fue gráfica al decir que "si un 11 de enero es necesario y urgente aprobar un ingreso de ocho millones de pesos sobre un presupuesto de 1500 millones de pesos estamos en una situación donde la municipalidad necesita recursos desesperadamente".

Desde el oficialismo respondió con dureza Edgardo Falcón diciendo que "es irresponsable y absurdo oponerse por simple oposición". Recordó que desde el 2004 no es actualizada la patente en la ciudad y señaló que las provincias de Córdoba y Buenos Aires aprobaron reformas tributarias que generaron alivio a las municipalidades mientras que en Santa Fe estuvo frenada por la bancada justicialista en el Senado.

También el presidente de bloque socialista Manuel Sciutto explicó que la reunión extraordinaria fue en enero porque así lo establece la prorroga aprobada por los legisladores del justicialismo provincial, que vence el 31 de enero.

Finalmente entre acusaciones cruzadas y concejales apurados por volver a sus lugares de veraneo concluyó la sesión aprobando una norma que gravará a buena parte de los vehículos radicados en la ciudad y funcionará como una sexta cuota de patentes en vista de que las liquidaciones anuales ya fueron emitidas.

Comentá la nota