"Pepe" Scioli psicólogo: escucha furia de intendentes

Innumerables complicaciones se desataron en el seno del oficialismo tras la derrota de Néstor Kirchner en la provincia de Buenos Aires. No solamente los funcionarios provinciales ven con preocupación el alto costo político que significó estar por debajo de Unión PRO sino que también los intendentes reconocen las consecuencias.
Es que en el Gran Buenos Aires si bien ganó en casi todos los distritos el Frente Justicialista para la Victoria, la performace del PJ disidente logró tener un piso de 30 puntos, muy cerca del oficialismo.

Eso causó intranquilidad en los "caciques" del GBA, que desde hace años mantienen el poder en sus localidades y hasta el 28 de junio parecía impenetrable otra fuerza que no sea el peronismo.

Días atrás, Daniel Scioli convocó a los 134 jefes comunales para hablar del escenario post electoral, pero la masividad de la convocatoria produjo que las broncas y los enojos de los intendentes oficialistas no quedarán plasmadas en el Gobierno bonaerense.

Por eso, José "Pepe" Scioli –secretario de la Gobernación- fue el que se puso al hombro las conversaciones con los "popes" para calmar las aguas. En rol de psicólogo anotó cada uno de los reclamos de los alcaldes que no digieren la derrota de Kirchner, y la pérdida de poder en sus localidades.

Algunos intendentes especulan que sin el ex presidente en la lista hubiesen logrado 10 puntos más de los que consiguieron en la última elección.

Pero la furia continuó cuando escucharon a Kirchner decir, desde Chubut, que fue "víctima de la vieja política". Es que los alcaldes se sintieron señalados con el dedo inquisidor del ahora diputado nacional. Dicen que fue "una denuncia pública malintencionada a la lealtad" de varios.

"Pepe" Scioli continuará recolectando las quejas, que luego serán analizadas por el Gobernador. Aunque el pedido fue el despegue de Scioli del Gobierno nacional.

Mientras tanto, Scioli estudia los pasos a seguir en el peronismo ante las presiones de gobernadores y dirigentes del partido que quieren correrlo para elegir un nuevo líder.

Comentá la nota