Pepe Scioli le manda un mensaje a Kirchner: "Nadie me ofreció nada".

Su nombre era una fija para acompañar a Néstor Kirchner en la lista del Frente para la Victoria. Pero el hermano del gobernador y secretario de la gobernación bonaerense aseguró a PERFIL que quiere acompañar a su hermano "hasta el 10 de diciembre de 2011". De esa manera marcó el terreno para su posible incursión electoral. No obstante ello, en las últimas semanas abandonó el bajo perfil que lo caracteriza y se animó a encabezar actos públicos.
"Quiero acompañar a mi hermano hasta el 10 de diciembre de 2011", confesó a PERFIL, José "Pepe" Scioli, a pesar de que su nombre suena como número dos en la lista de candidatos a diputados nacionales del Frente para la Victoria.

El hermano del gobernador bonaerense y, secretario general del Gobierno es por estas horas el más nombrado para acompañar a Néstor Kirchner en una eventual candidatura de cara a los comicios del 28 de junio. En los últimos dos meses, Pepe abandonó el bajo perfil que lo caracteriza y decidió meterse en la discusión con candidatos bonaerenses.

Sin embargo, en diálogo con este medio prefirió poner un freno a las especulaciones sobre su postulación y asegurar: "A mi nadie me ofreció nada, y si lo hicieran, lo evaluaría junto a Daniel".

El funcionario sostiene que sus respuestas al PJ disidente no tienen que ver con meterse en la campaña: "Hablo porque hay cosas que me duelen. El ex gobernador (Solá) habla con una soltura que pareciera que nunca estuvo en el gobierno de la provincia. Respondo para defender la gestión del actual gobernador, que es la mejor en los últimos 30 años".

José Scioli asegura que nunca habló con Néstor Kirchner sobre candidaturas. Sabe también que el matrimonio presidencial se inclina por sorprender con los nombres de las nóminas y que prefieren candidatos que no hayan estado en danza. "No me quiero ir de la provincia, me siento muy cómodo y tengo un desafío muy grande aquí". Pepe repite estas palabras en medio de la incertidumbre sobre su candidatura.

"Kirchner tiene bailando a todos y nadie confirma nada", repiten a su alrededor y agregan que "no quiere ser títere de nadie". Si finalmente es el compañero de fórmula del presidente del PJ, habrá temas que en campaña José Scioli intentará obviar. El hermano del gobernador no está de acuerdo con que la discusión con el sector agropecuario continúe y pese a que disparará contra Felipe Solá, no está dispuesto a hablar mal de Francisco de Narváez, de quien valora su coherencia y su instalación en la provincia gracias a una buena campaña de comunicación.

Perfil. Campeón argentino de natación, José Scioli estudió comercialización en la UADE, y su primer trabajo fue en Casa Scioli, la comercializadora de electrodomésticos de la familia. Antes de comenzar a trabajar con su hermano, Pepe vivía gracias a la organización de eventos. El hermano del gobernador acompaña al mandatario provincial desde que comenzó su carrera política en 1997, y en 2003 asumió como funcionario en la Fundación Puerto Madero.

Desde que juró como secretario general de Gobierno en diciembre de 2007, pasa sus horas con empresarios, miembros de la Iglesia, hombres de la Justicia y gremialistas. El funcionario sostiene la idea de que todo el protagonismo se lo lleve el gobernador y aunque lo acompaña a todos lados, siempre se ubica en las sombras. No le gusta la exposición. Por eso, pese a ser el máximo operador del primer mandatario bonaerense, no tiene protagonismo en los medios, aunque no pierde detalle, y está detrás de cada decisión del titular del Ejecutivo provincial.

Todos le atribuyen al hermano del ex motonauta ser el único que puede convencer a Daniel Scioli de cambiar de opinión una vez que ya tomó una decisión. Por estas horas, Pepe prefiere no distraerse con las elecciones. Su mayor desvelo es el sistema de Administración Financiera.

Comentá la nota