Se fue Pepe Scioli y se esperan cambios en el área de Seguridad

Clarín anticipó ayer la salida del hermano del Gobernador. Starc, con un pie afuera.
Daniel Scioli resolvió habilitar la renuncia como secretario General de la Gobernación de su hermano, José, crítico del alineamiento incondicional con el kirchnerismo, y el reemplazo del ministro de Salud, Claudio Zin, rozado por responsabilidades políticas en la causa que investiga la venta de medicamentos provistos por el estado, el robo y la adulteración de remedios.

Ambos funcionarios habían agotado hacía días la supervivencia en el gabinete, aunque el gobernador suponía un tránsito más aliviado para anunciar los cambios. La premura revela una crisis de gestión en la Provincia.

En estos casos comprometida por cuestiones preventivas (Zin) o de estrategias partidarias (José Scioli). Pero, también, aguardan su turno otras áreas, como Seguridad, donde se advierte inminente la salida del subsecretario Paúl Starc, comprometido por la ineficacia policial en la búsqueda de la familia Pomar. El ex fiscal Starc es la última instancia de relevo antes del ministro Carlos Stornelli.

"Va a haber más cambios en el ministerio", admitió anoche el gobernador desde Mar del Plata.

Las confirmaciones van en tandas. Como adelantó Clarín, "Pepe" Scioli había comenzado a despedirse de la función. Casi en soledad con la postura "autonomista" de la compresión política que realiza el matrimonio Kirchner con el gobierno provincial, el hasta anoche secretario general no pudo resistir el esfuerzo. Varias veces había sugerido la conveniencia de una rebelión civilizada de los cursos de acción kirchnerista.

Lo hizo en el conflicto con el campo, por el aumento de las retenciones, y con las candidaturas testimoniales que terminaron arrastrando al gobernador a una derrota indecorosa.

En todo los planteos, "Pepe" quedó en minoría con el espacio de alineamiento irrestricto propuesto por el jefe de Gabinete, Alberto Pérez. Javier Mouriño, ex asesor de Daniel Scioli en la vicepresidencia de la Nación, asumiría en el cargo vacante.

Por otros motivos más capciosos y en cercanía con una causa judicial, Zin también se aleja. Hace un mes, su subsecretario de Control Sanitario, Alberto Costa, fue involucrado en la investigación de los medicamentos truchos que realiza Norberto Oyarbide. Costa está preso. Y en todo este tiempo, el ministro negó la vinculación comercial de Salud con Lorenzo, propietario de laboratorios y droguerías.

Zin atribuyó la razón de sus males a una "cuestión de herencia". Efectivamente, Costa fue director del ex Hospital Naval de Río Santiago en el período Duhalde y asumió en la subsecretaría con Felipe Solá. Demasiado curriculum para pasar desapercibido.

La semana próxima asume en su reemplazo de Zin el actual subsecretario, Alejandro Collia.

Comentá la nota