Pepe Mujica se quiere reunir con asambleístas de Gualeguaychú

Los ambientalistas toman con cautela la propuesta del próximo presidente uruguayo.
Las noticias que llegaron ayer desde Uruguay no sorprendieron a la Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú. Los asambleístas sabían que en algún momento podía llegar un gesto del presidente electo, José Pepe Mujica, quien anunció públicamente su interés en reunirse con los ambientalistas.

"No voy a cejar en el esfuerzo de encontrar una salida con dignidad que beneficie a la gente y a los dos países", dijo Mujica, en declaraciones que publicó ayer el semanario Búsqueda, de Montevideo.

Así dejó entrever su interés por tratar de desactivar, mediante el diálogo directo con sus protagonistas, el corte del paso fronterizo entre Gualeguaychú y la localidad uruguaya de Fray Bentos.

De todos modos los asambleístas tomaron con cautela los dichos del presidente electo uruguayo, por temor a que eso diluya su protesta.

El tema era analizado anoche en la reunión semanal de la Asamblea. Había expectativa, ya que la sugerencia de Mujica era interpretada como un reconocimiento a la lucha emprendida por los vecinos de Gualeguaychú.

Mujica aludió a la necesidad de "encontrar una salida" al conflicto. Es que desde hace tres años, cuando instalaron su mojón en Arroyo Verde, a tres kilómetros del puente internacional Libertador General San Martín, los asambleístas mantienen vedado el paso.

Pero las pretensiones del líder frenteamplista no se transformaron en una invitación formal al diálogo, quien dejó trascender que la reunión sería "en los próximos días". Tal es así que en Gualeguaychú esperaban conocer las condiciones con que Mujica busca sentarse a dialogar.

De todos modos el hecho fue valorado, porque de concretarse significaría un cambio respecto de la actitud del presidente saliente, Tabaré Vázquez.

Es que desde que se generó la controversia por la instalación de una planta de la empresa Botnia en la margen oriental del río Uruguay, el mandatario uruguayo criticó los piquetes de los asambleístas y aludió al perjuicio económico que generaron a su país.

Las declaraciones de Mujica se conocieron pocas horas después del encuentro informal que mantuvo con la presidenta Cristina Fernández, quien el lunes participó en Montevideo de una cumbre del Mercosur.

Los asambleístas, en coincidencia con la postura argentina ante la Corte Internacional de La Haya, sostienen que la construcción de la pastera es ilegal y denuncian sus efectos contaminantes. Y afirman que Uruguay violó el mecanismo de consulta previa e información previsto en el tratado firmado entre ambos países para regular el curso de agua compartido.

El objetivo de los asambleístas sigue siendo la relocalización de la pastera que funciona en Fray Bentos. Algo que ven más factible con Mujica, aunque nadie quiere hacerse demasiadas ilusiones dado el tiempo transcurrido.

Además porque en las últimas horas se volvió a hablar en Fray Bentos del interés de la empresa sueca Stora Enso en montar ahí otra planta productora de pasta de celulosa (ver recuadro). De concretarse, el millonario emprendimiento supliría al fallido intento proyecto que desarrolló en su momento la española Ence.

Comentá la nota