Pepe Mujica pidió a Cristina por los uruguayos que quieren ir a votarlo

Pepe Mujica pidió a Cristina por los uruguayos que quieren ir a votarlo
Un asueto facilitaría que 35.000 del medio millón de orientales emigrados crucen a votar el 25 de octubre.
El candidato presidencial uruguayo por el gobernante Frente Amplio, José "Pepe" Mujica, se reunió este viernes con la presidente Cristina Kirchner. Lo hizo en el marco de una visita que, más allá de sus múltiples actividades, tuvo un claro propósito: conseguir que la Rosada dé asueto a los uruguayos que viven en la Argentina para que puedan concurrir a votar en los comicios del 25 de octubre. Un apoyo que ya habían obtenido de Néstor Kirchner y que los frenteamplistas consideran vital dada la mayoritaria inclinación por la centroizquierda de los emigrados a este país.

La Presidente recibió a Mujica junto a su compañero de fórmula, el ex ministro de Economía Danilo Astori, en la CasaRosada. El diálogo duró alrededor de media hora, aunque no trascendieron más detalles que el pedido de Mujica para facilitar el traslado de los uruguayos en el día de los comicios presidenciales.

Voceros del candidato del Frente Amplio, que también estuvo acompañado por su esposa, la senadora Lucía Topolanzki, sostuvieron que no fueron tocados los temas polémicos que enfrentan a los gobiernos de las dos orillas del Plata, como la instalación de la papelera Botnia.

"Mujica no viene en representación del gobierno uruguayo",precisaron acompañantes de Mujica para aclarar su decisión de nohablar de esta cuestión que está siendo debatido por representantes de los dos países ante el Tribunal Internacional de La Haya.

El feriado de dos días para los uruguayos se viene otorgando desde tiempos de Raúl Alfonsón. Según datos actuales, en la Argentina residen alrededor de 500.000 orientales. De ellos, históricamente viajaron a sufragar unos 35.000. Es aproximadamente el 1,4 por ciento del padrón electoral, que en esta oportunidad está integrado por poco menos de 2,6 millones de personas. Si bien el peso electoral de los emigrados es poco, resulta importante para que Mujica intente ganar en primera vuelta.

Según las encuestas, las preferencias electorales de los uruguayos estarían beneficiando a Mujica con diez puntos porcentuales por encima del candidato Luis Lacalle (Partido Blanco), pero todavía no le alcanzaría para ganar en primera vuelta por lo que los votos de los residentes en Argentina son fundamentales para tratar de evitar el ballotage.

Tras el encuentro en la Casa Rosada, Mujica se entrevistó con el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli y luego se trasladó al Congreso nacional, donde brindó una charla con legisladores,organizada por el legisladora del Movimiento Libres del Sur Victoria Donda.

Mujica, un ex dirigente de la guerrilla tupamara en la década de los 70, expresó que si sucede a Tabaré Vázquez en el gobierno de Uruguay va a "encarar todos los problemas con paciencia", a través de "la negociación y el diálogo".

Sostuvo que estaba "en un viaje sin retorno, del que no nos vamos a bajar, aunque haya dificultades, porque no hay que enloquecerse con los problemas que son parte de la vida". "Hay que tener la cabeza clara y no bolearse con los dimes y diretes de la política y los títulos de los periódicos: tenemos que entender que la política debe superar esos pequeños problemas y pensar en las soluciones de los grandes problemas de la gente", agregó.

Mujica afirmó además: "Ojalá que el Mercosur pueda transformarse en una comunidad de naciones, con su parlamento y tribunales arbitrales que funcionen", durante una exposición que realizó ante la presencia de diputados oficialistas y de oposición en el Salón Delia Parodi de la Cámara de Diputados.

Del encuentro participaron el titular del bloque oficialista,Agustín Rossi, la vicepresidenta de la Cámara, Patricia Vaca Narvaja, el diputado electo Marín Sabbatella, Eduardo Macalusse y Carlos Raimundi, de Solidaridad e Igualdad (SI), y Adrián Pérez, Elsa Quiroz y Fernando Iglesias, de la Coalición Cívica, entre otros.

En su visita de campaña en la Argentina, el candidatofrenteamplista se reunió también con el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri; legisladores de la Ciudad; el titular del sindicato de porteros, Víctor Santamarina, y el dirigente peronista Antonio Cafiero.

En una conferencia brindada en el estadio Luna Park, Mujica se negó a opinar sobre la intención de Kirchner de convertirse en secretario ejecutivo de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), propuesta que viene rechazando el gobierno de su país. "Todavía no llegamos al Gobierno y ya me están trayendo problemas", bromeó.

El senador uruguayo abogó por solucionar el conflicto con Argentina por la instalación la pastera Botnia en Fray Bentos. "El hecho de que miles de uruguayos vivan en este país y hayan echado raíces es muy importante para nosotros más allá de las diferencias. Somos amigos de la argentinidad", sostuvo el ex dirigente tupamaro. Mujica insistió en que impulsa "una posición pacífica, tranquila".

Comentá la nota