En los peores meses de crisis San Juan exportó más que 2008

Entre diciembre de 2008 y marzo de 2009 -los meses en que el país estaba en el ojo del huracán de la crisis mundial- las empresas sanjuaninas, lejos de bajar, exportaron un 14,5% más en divisas, con salidas por 156.791.149 dólares contra los 136.888.269 dólares de la misma fecha de la temporada 2007-2008, según los datos registrados en la aduana de San Juan.
La suba fue impulsada por el salto que tuvieron las ferroaleaciones, placas de yeso, aerosoles, bentonitas y envases de cartón, entre otros -rubro Otras exportaciones-; seguidos por el oro. En un segundo grupo también subieron las ventas al exterior de pasas, vinos, cales y carburo de calcio (ver Sector por sector).

Si bien las autoridades esperaban un crecimiento mayor, los datos revelan que la crisis afectó la tasa de crecimiento de las exportaciones, pero no las hizo decrecer. Todo lo contrario de lo que pasó a nivel nacional donde éstas se desplomaron en ese período (ver aparte).

"En términos globales podríamos decir que (la crisis) ciertamente nos afectó en la tasa de crecimiento, podríamos haber crecido más; pero en ningún momento entramos en un escenario recesivo", dijo el Ministro de Producción, Raúl Benítez. "Ciertamente no podemos decir que estamos mal. El impacto de la crisis fue dejar de crecer, pero no decrecer", agregó.

Los datos de exportaciones los reveló un documento realizado por el gobierno para medir el impacto real que tuvo el crac mundial en la provincia.

Y si bien por la aduana local no salen todas las exportaciones de la provincia, en el 2008 este organismo captó el 88 % del total de ellas, "lo cual es un reflejo importante, una señal de todo el resto", según dijo el titular de Producción.

Los datos del documento son una fuerte señal que el gobierno usará para echar por tierra con las especulaciones de algunos sectores que aprovechan la crisis para intentar instalar un clima recesivo, asustar con caídas del nivel de actividad y despidos y/o cortar cadenas de pago.

Precisamente una de las voces que salió a atacar este síntoma en particular fue el titular de la aduana local, Juan Carlos Benítez: "Sería bueno que el sector exportador tenga la madurez suficiente para enfrentar la crisis, decir las cosas como son y no intentar crear falsas alarmas con el objetivo de cortar la cadena de pagos", fustigó. "En volumen quizá se exportó menos, pero en valores se exportó más", dijo refiriéndose a las cifras (ver infografía) que se elaboraron en su área.

Análisis

En realidad, el aumento del 14,5% en divisas no es mucho, pero tampoco es tan negativo como algunos insisten.

Es cierto que en esos números hay que tener en cuenta cierta inflación de los precios internacionales al cabo de un año, pero también hay que recordar que los dólares que recibieron los exportadores hace un año fueron a un cambio de $3,15 cuando en el cuatrimestre actual analizado el promedio de liquidación de divisas fue a un cambio de $3,55. Ese es el promedio resultante de computar un dólar a $3,45 en diciembre de 2008, que en enero de 2009 pasó a $3,50, en febrero a $3,57 y en marzo último a $3,70, valor que aún perdura estos días.

De todos modos, el ministro de la Producción se encargó de destacar enfáticamente que el buen comportamiento de las exportaciones locales durante el peor momento de la crisis responde al conjunto de la economía, "esto no quiere decir que no haya firmas o sectores puntuales, con dificultades por la crisis", señaló.

Comentá la nota