El peor guardaespaldas.

ITALIA: Muslera, suplente de Carrizo, se comió el gol del Torino en la Copa. Lazio ganó 3-1 y pasó a semifinales.
Suele pasar, en el fútbol y en otros ámbitos. No siempre se necesita jugar, estar, para potenciarse. Les pasa a aquellos ídolos que son reclamados mientras están en el banco, adorados todavía más cuando su equipo anda mal en su ausencia, y le pasó ayer a Juan Pablo Carrizo, el arquero de la Selección, en el 3-1 de la Lazio ante Torino. Luego del 1-1 con la Juventus por el Calcio, el técnico Delio Rossi (sin tiradores, claro) dejó al ex River en el banco y le dio una chance a Muslera, su suplente, en este choque único por los cuartos de final de la Copa Italia. ¿Y qué hizo Muslera? Se comió el único gol del visitante. A los 29 minutos vino un centro desde la derecha, Muslera salió mal y la pelota le quedó, mansita, a Natali, que la empujó con el arco libre. En la Lazio fueron titulares Mauro Zárate y Cristian Ledesma; en tanto, Pandev, Mauri y Rocchi dieron vuelta el resultado. La semifinal será ante el ganador de Napoli y Juventus, que jugarán la semana que viene.

Comentá la nota