Peones de Taxis se declararon en en estado de alerta y movilización

Peones de Taxis se declararon en en estado de alerta y movilización
Solicitan mayor seguridad. Se refirieron al caso del chofer que fue agredido con una botella rota. Aseguraron que sufren constantes hechos de violencia.
Ante los hechos de violencia de los que en la víspera fue víctima un chofer, que no constituye un caso aislado, sino repetido, y en reclamo de mayor seguridad, la Asociación Unica de Peones Taxis y Afines (Aupetaxya) declaró el estado de "alerta y movilización".

Así lo expuso en rueda de prensa su titular, Miguel Angel Rodríguez, quien durante el mediodía de ayer se entrevistó con el director de Inspección General de la Municipalidad, José María Lopetegui, y en las próximas horas lo haría con el intendente Gustavo Pulti y con autoridades policiales.

Otro de los reclamos del gremio es que se realice un mayor control de vehículos que, sin contar con licencia ni autorización oficial, realizan tareas propias de los remises.

Sobre el episodio sucedido en la madrugada de la antevíspera, Rodríguez señaló que "uno de nuestros compañeros fue atacado con una botella rota, por un joven que subió a su vehículo, por lo que sufrió heridas en las manos, la cara y los brazos. Pero después de ser hospitalizado, se está recuperando. El caso es que no había hecho la denuncia hasta que intervenimos nosotros y la radicamos en la Sexta, que correspondía por la jurisdicción del hecho".

El sujeto ascendió al taxi en 180 y Luro, y al llegar a la intersección de la primera de las avenidas con Beruti, extrajo el elemento cortante y agredió al indefenso chofer, con fines de robo.

"Hace falta aportar soluciones"

Más adelante Rodríguez sostuvo que "no queremos que se produzca otra víctima, por eso nuestro estado de alerta y movilización. Creo que todos aquellos que pueden aportar a la solución de esta problemática deben actuar".

"Hablamos con los jefes policiales -acotó- y comprobamos que ellos están haciendo todo lo humanamente posible para cumplir con su tarea. Pero no pueden hacer más por falta de recursos tanto humanos como materiales".

Con relación al control monitoreado de las unidades (el GPS), señaló que "todavía no está resuelto, porque no todos están de acuerdo. Hay quienes dicen que sirve y otros opinan todo lo contrario".

Sobre los remises ilegales, Rodriguez agregó que "tanto a nosotros como a los remises autorizados nos están sacando trabajo, porque se ubican en las terminales de ómnibus y trenes y captan a los pasajeros que llegan".

"Como a nosotros se nos exige llevar todo en condiciones- añadió- queremos que se controle a estos vehículos y se les prohíba realizar tareas para las que no tienen ninguna autorización municipal".

Comentá la nota