Los peones cerraron un aumento de 21%

Los peones cerraron un aumento de 21%
La UATRE, liderada por el duhaldista Gerónimo "Momo" Venegas, marca así una referencia para el debate salarial del próximo año. Abarca a 700 mil trabajadores registrados. El mínimo pasa a 1.700 pesos.
El sindicato de peones rurales (UATRE), el más importante por número de afiliados en el país, cerró un aumento salarial de 21 por ciento con las entidades agropecuarias. El incremento, pactado con retroactividad al 1 de noviembre, será una de las referencias para las paritarias que comenzarán el año próximo en el sector privado. La UATRE nuclea a 700 mil trabajadores formales aunque el número de personal de la actividad agropecuaria se duplica si se toman en cuenta los peones no registrados.

El gremio que lidera Gerónimo "Momo" Venegas informó que la suba de 21 por ciento se aplicará sobre "las remuneraciones de los trabajadores rurales que realizan tareas permanentes de manera cotidiana o transitoria en el ámbito de todo el país". El acuerdo quedó plasmado en la resolución 71 de la Comisión Nacional de Trabajo Agrario (CNTA), con la firma de los representantes sindicales, las entidades que agrupan a los productores del sector y de funcionarios del Estado nacional.

Con el acuerdo, la remuneración mínima para la categoría de "peón general" será desde el 1 de noviembre de 1.700,06 pesos mensuales, y se aplicará sobre "todas las categorías de trabajadores rurales permanentes". La cifra supera por escaso margen el salario mínimo vital y móvil, fijado en la actualidad en $ 1.440 y que a partir del 1 de enero llegará a 1.500 pesos.

"Esta recomposición salarial es un paso más en el camino que este gremio ha emprendido por la dignificación familia rural y el justo reconocimiento de los derechos del trabajador", informó Venegas en un comunicado del sindicato.

El acuerdo alcanzado en la CNTA deberá articularse en función de las zonas del país. "Las Comisiones Asesoras Regionales (CAR) negociarán las remuneraciones de las actividades agrarias particulares regionales no permanentes que se desarrollen en las respectivas jurisdicciones, tomando en consideración las características propias de cada tarea y las circunstancias socioeconómicas de la región", agrega la información del gremio.

Aunque Venegas tomó distancia de la cúpula de la CGT, el incremento de UATRE y de otras actividades con gran número de trabajadores, como el comercio, la construcción y la industria metalúrgica, guiarán el resto de las negociaciones de 2010. El líder del sindicato de peones fue uno de los pocos dentro de la central obrera en respaldar a los candidatos de la alianza Unión-PRO. De hecho, Venegas puso la estructura de su sindicato y de quienes lo respaldan en las 62 Organizaciones Peronistas al servicio de un eventual proyecto político del ex presidente Eduardo Duhalde.

Cavalieri quiere $ 500 para fin de año

El Sindicato de Empleados de Comercio de Capital Federal que encabeza Armando Cavalieri se declaró en "estado de alerta" para "exigir" a los empresarios del sector el pago de 500 pesos en concepto de "gratificación extraordinaria" por las fiestas de fin de año, para todos sus afiliados.

La información fue proporcionada a la agencia DyN por el vocero de prensa de los Empleados de Comercio, Ángel "Polo" Martínez. En un comunicado, Cavalieri fundamentó el reclamo de los afiliados de su gremio al sostener que "los empresarios tienen que hacer un reconocimiento al extraordinario sacrificio que hacen a diario y durante todo el año los trabajadores" del sector.

Enfatizó que "sobre la base de la lealtad que demuestran los mercantiles para que las empresas puedan crecer durante todo el año, es justo que los empresarios tengan la sensibilidad necesaria para que los trabajadores pasen unas fiestas dignas junto a sus familias" este fin de año.

Comentá la nota