"Pensamos al Tandil de la próxima década"

"Pensamos al Tandil de la próxima década"
Durante el discurso inaugural, el Intendente recordó a Alfonsín y criticó al gobierno provincial y nacional. Asimismo, anunció el lanzamiento del Consejo Social y una serie de obras públicas entre las que se destacan la extensión de servicios públicos y el traslado de la Ruta 226.
El postergado inicio del 55º período ordinario de sesiones del Concejo Deliberante, se produjo finalmente esta mañana, en una ceremonia marcada fuertemente por la inminencia de la campaña política y la crisis económica que afecta a la ciudad y al país.

Tal como era de prever, además de constituirse en la razón de su postergación, los primeros minutos del discurso inaugural del intendente Lunghi estuvieron dedicados a recordar a Raúl Alfonsín: «lo valoramos, lo quisimos. Lo llevamos en el corazón, pero también en las ideas. Lo necesitamos y ya lo extrañamos», aseguró el Intendente antes de pedir un minuto de silencio en su memoria.

Una vez abordado el texto del discurso, Lunghi se metió de lleno en el terreno político, donde el análisis de la actual coyuntura y la crítica a los gobiernos provinciales y nacional, estuvieron presentes.

«El año 2008 -que marcaba el inicio de un nuevo período Constitucional, con todas las expectativas de consolidar un proceso que privilegiara una profundización de la Institucionalidad- tuvo un cambio brusco de rumbo al desatarse un conflicto que cambió definitivamente el humor social», definió Lunghi para abordar el conflicto del campo.

«En ese marco inesperado, gobernantes y gobernados asistimos atónitos a una lucha salvaje, violenta e inesperada, que nos llevó a una situación sin precedentes», destacó.

En ese plano, advirtió que «la política empezó a dividir profundamente a amigos de enemigos, conurbano del interior, sin entender que el disenso no es ni más ni menos que la esencia de la democracia».

En su relato, el jefe comunal también analizó la llegada de la crisis que «viene a golpear las puertas de nuestro país y de nuestros municipios, sumiéndonos a todos en una profunda preocupación: el bienestar de nuestra gente empieza a verse comprometido, los ánimos se crispan, el temor a lo que vendrá hace mella en los que menos tienen, preocupa a los asalariados que temen perder sus puestos de trabajo y paraliza las inversiones del sector productivo a la espera de cambios que garanticen previsibilidad».

En campaña

Y como para terminar de enumerar la difícil coyuntura, Lunghi denunció que «en medio de esta situación, una convocatoria a anticipar las elecciones legislativas, nos somete a nuevas tensiones, que -por inoportunas- profundizan la brecha entre la gente y nosotros, los políticos de todas las vertientes y todos los partidos».

Fue en ese punto, donde el jefe comunal aprovechó para definir cuál sería el rol del oficialismo en la próxima contienda: «este Intendente y este gobierno han decidido cuál es su rol y cuáles serán sus prioridades: no son otras que seguir trabajando obstinadamente desde nuestro lugar».

«No tengo temor a lo que vendrá, me pondré al frente del barco en la tormenta -aseguró parafraseando a Angeloz en su campaña de 1989- si fuera necesario, sin importar los costos».

«No dedicaré más tiempo a la campaña política que se avecina, que el que le dedico a mis nietos, porque sé que eso es lo que requieren los que me votaron y los que no me votaron» y pidió: «aspiro a que ésta sea corta, respetuosa y sin agresiones, pues no es este tiempo de apetencias personales exageradas y sobreactuaciones, la ciudadanía castigará a los que no lo entiendan así».

En medio de la crisis

«Todas las demandas económicas a las que deba responder el Municipio salen del bolsillo de los ciudadanos, sean estos ricos , pobres, jubilados, obreros o empresarios», destacó y confirmó el lanzamiento del Consejo Económico Social «para instrumentar acciones conjuntas con las organizaciones de la Comunidad», además de «un observatorio social que nos permita establecer prioridades y estrategias conjuntas para el abordaje de las problemáticas».

En ese punto, Lunghi profundizó en lo que denominó como «Estado Social, que tiene al ciudadano y sus necesidades como prioridad central» y repasó las acciones en el área de descentralización que se llevaron a cabo desde 2003.

Más adelante repasó las medidas adoptadas en cuanto a beneficios fiscales e impositivos para diferentes sectores, así como los planes de empleo. Pero además, confirmó para este mes de abril, «un proyecto de Ordenanza generando el Programa Municipal Más Pymes, apuntado a establecer una Ventanilla PyME en el Municipio donde se podrán recibir apoyos para participar en ferias y exposiciones provinciales y nacionales; asistencias para completar certificaciones de calidad de productos y procesos y ayudas para realizar sondeos de mercado».

La hora de las obras

Más tarde, y aunque sin precisar mayores detalles, el jefe comunal adelantó que sería «la próxima década (la de) el Centro Cívico en La Movediza y el playón polideportes...el fortalecimiento del espacio de encuentro La Florida...un espacio de encuentro en Rodríguez Selvetti...el Centro Integrador Comunitario de Tunitas...el traslado de la Ruta 226», entre otras.

De manera más específica anunció que «durante el corriente mes se elevará a este HCD el plan de obras financiadas con el Fondo de Obras Sanitarias, para proponer la concreción de unas 60 cuadras de agua y cloacas con financiamiento municipal, que se ejecutarán durante el segundo semestre del año».

Del mismo modo, anunció la licitación de 70 cuadras del Plan de Repavimentación, 20 financiadas con el Fondo de Repavimentación Municipal y 50 a través del Convenio específico recientemente firmado con la Sub-Secretaría de Obra Pública Federal.

«Estamos lanzando un plan de pavimentación por el sistema de círculo cerrado de 100 cuadras a ejecutar en cuatro años, que será presentado a fines del mes de abril, con la idea de comenzar su ejecución en el cuarto trimestre de 2009, para empezar a dar respuesta a sectores que han logrado una fuerte consolidación en términos urbanísticos», adelantó.

También aseguró que se producirá el llamado a licitación de la obra de captación y extensión de agua corriente para el Barrio de Cerro Leones, y la estación de bombeo y cañería de impulsión para el Barrio La Elena, a partir del convenio a firmarse próximamente con el Ente Nacional de Obras Hídricas y de Saneamiento (ENOHSA) a través del programa PROPASA por más de $ 5.000.000.

Con críticas

«Seguimos esperando y reclamando para que el federalismo en nuestro país se transforme en una cuestión efectiva y no declamatoria», advirtió en su discurso y apuntó: «tenemos un Estado Nacional que anuncia récords de recaudación todos los meses, pero que gotea recursos mediante un esquema obsoleto de coparticipación sin contemplar sistemas de adecuación de acuerdo a la realidad».

«Llevamos más de una década de atraso respecto al mandato constitucional que nos obligaba a partir de 1996 a tener una nueva Ley de Coparticipación. Esta mayor concentración de poderes económicos torna más frágiles y dependientes a los municipios, que son los efectivos prestadores de servicios», denunció Lunghi.

«Los municipios argentinos participamos tan sólo del 5,2 % del total de Ingresos Públicos y hemos ejecutado históricamente por debajo del 10% del Gasto Público total consolidado, mientras que el Estado Nacional concentra más del 75% de los recursos públicos», enumeró.

«A estos reclamos históricos de mayor autonomía y mayor federalismo, desde el gobierno nacional, no sólo se responde con el incumplimiento constitucional de coparticipar el 34% de todos los recursos nacionales, sino que además se disminuyen los fondos transferidos a los Municipios».

Comentá la nota